Tillerson viaja a Pakistán después de visitar Afgansitán

Anuncios

Islamabad (AFP)

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, viajará este martes a Pakistán, país acusado por el presidente Donald Trump de poco firme en la lucha contra los rebeldes activos en su territorio y en el vecino Afganistán.

En agosto, Trump acusó a Islamabad de tener un doble juego en Afganistán y de acoger en su territorio "agentes del caos". Esta es la primera visita de Tillerson a Pakistán, así como el primer viaje de un alto responsable del Gobierno de Trump a ese país.

En Islamabad será recibido por la tarde por el primer ministro Shahid Khaqan Abbasi, así como con el jefe de las Fuerzas Armadas paquistaníes, el general Qamar Javed Bajwa.

El secretario de Estado hizo una visita sorpresa de unas horas el lunes a Kabul en donde se reunió con el presidente Ashraf Ghani en la base estadounidense de Bagram.

Ambos hablaron sobre la nueva estrategia del presidente Trump que prevé enviar refuerzos militares de unos 3.000 hombres que se sumarán a los 11.000 soldados que EEUU tiene desplegados en el país para formar a las fuerzas afganas, en nombre de la lucha contra el terrorismo.

Afganistán sufrió siete ataques y atentados en cinco días, que dejaron más de 200 muertos entre las fuerzas de seguridad y feligreses de una mezquita. Tillerson no fue a la capital afgana.

Tillerson indicó que Pakistán recibió "pedidos muy específicos" para poner fin a los apoyos de los que benefician los talibanes y otros grupos armados.

"Queremos cooperar estrechamente con Pakistán para crear un entorno más estable y más seguro, en Pakistán mismo", subrayó.

Pero se trata, de parte de EEUU, "de un compromiso bajo condiciones", advirtió nuevamente: el gobierno de Islamabad "debe tener una visión clara de la situación a la que hace frente, de la cantidad de grupos terroristas que pudieron hallar asilo en su territorio", insistió.

Pakistán desmiente desde hace tiempo las acusaciones estadounidenses y acusa por su parte a Estados Unidos de ignorar los miles de vidas paquistaníes perdidas en la lucha contra el terrorismo.

La relación entre Washington e Islamabad se deterioró en 2011, cuando el entonces presidente Barack Obama autorizó la operación en la que murió Osama ben Laden en Abbottabad, una ciudad guarnición cerca de Islamabad.

Tillerson, que tras Kabul hizo una visita sorpresa a Bagdad, viajará tras su etapa paquistaní a India este martes por la noche.