Saltar al contenido principal

Campesinos se movilizan en Colombia contra erradicación de narcocultivos

Anuncios

Bogotá (AFP)

Miles de campesinos comenzaron a movilizarse este martes en el sur de Colombia contra la erradicación forzosa de narcocultivos, en lo que según sus líderes será una protesta "indefinida".

Las marchas se cumplen 20 días después de la muerte de seis campesinos durante una protesta contra la erradicación en Tumaco, un conflictivo municipio fronterizo con Ecuador.

Las autoridades culparon de las muertes a guerrilleros que se apartaron del proceso de paz con las FARC, mientras los pobladores acusaron a la fuerza pública.

A unos 200 km de Tumaco, en el vecino departamento de Cauca, unos 7.000 campesinos comenzaron a concentrarse en puntos próximos a la autopista Panamericana, que une a Colombia y Ecuador, según dijo a la AFP Johnnatan Patiño, un diputado regional que acompaña la movilización.

La vía fue blanco de esporádicos bloqueos este martes.

En Guaviare, en el sur del país, decenas de campesinos marcharon para exigir el fin de la erradicación y el cumplimiento de los acuerdos de paz con las FARC, que dan prioridad a los planes de sustitución concertada y al desarrollo rural en las zonas castigadas por el conflicto.

Tanto en Tumaco como en Guaviare operan las llamadas "disidencias" de la organización que depuso las armas para convertirse en partido político, tras firmar la paz en noviembre de 2016.

El Ejército ha intensificado la persecución contra los rebeldes.

"Es un paro indefinido, estamos (...) en medio del fuego cruzado", dijo a la AFP Fermín Oviedo, portavoz de la Mesa de Interlocución Agraria, una de las organizaciones que alienta la protesta.

Los manifestantes esperan dialogar esta misma semana con el gobierno sobre los "incumplimientos" en los planes de sustitución, según el dirigente.

Colombia es el principal productor y exportador mundial de cocaína, con 146.000 hectáreas de sembradíos de coca en 2016, según la ONU.

Organizaciones de izquierda que agrupan a campesinos, indígenas y negros convocaron al paro en momentos en que el gobierno de Juan Manuel Santos quiere acabar este año con 100.000 hectáreas de cultivos, la mitad de manera voluntaria y el resto a la fuerza.

"El gobierno nacional continúa ejecutando las nefastas políticas impuestas por Estados Unidos consistentes en la erradicación violenta, quebrantando los acuerdos de sustitución voluntaria", dice el extenso pliego de peticiones.

"A través de la movilización social nos haremos sentir", dijo a la AFP Alejandra Torres, vocera de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (COCCAM), que reúne a los labriegos.

La protesta "se irá escalando a nivel nacional" al sumar otras regiones que concentran cultivos ilícitos como el Catatumbo, en Norte de Santander (noreste, fronterizo con Venezuela), agregó.

Los campesinos cocaleros se oponen a la eliminación de los narcocultivos por considerar insuficientes las ayudas económicas que ofrece el gobierno para cambiar de actividad.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.