Kenia

El líder de la oposición en Kenia llama al boicot de la repetición de las elecciones presidenciales

El líder opositor Raila Odinga se dirige a sus seguidores durante una movilización en el parque Uhuru, en Nairobi, el 25 de octubre de 2017.
El líder opositor Raila Odinga se dirige a sus seguidores durante una movilización en el parque Uhuru, en Nairobi, el 25 de octubre de 2017. Thomas Mukoya, Reuters

El mes pasado, la Corte Suprema de Kenia anuló la reelección del presidente Uhuru Kenyatta debido a irregularidades. Pero de cara a la nueva votación del jueves, seguidores del referente opositor Raila Odinga denuncian nuevas anomalías.

Anuncios

Odinga desafió la victoria de Kenyatta el último 8 de agosto, alegando que hackers se habían infiltrado en los servidores de la elección y manipularon los votos.

Luego de revisar la evidencia, la Corte Suprema de Kenia le dio la razón al líder opositor. Citando irregularidades y posibles ilegalidades –así como la falta de voluntad de la comisión electoral para permitir que los técnicos designados por el tribunal examinaran sus servidores-, el máximo organismo de la Justicia keniana tomó la inusual decisión de anular los comicios y ordenar la realización de una nueva elección presidencial dentro de los 60 días.

Sin embargo, la oposición sostiene que las reformas implementadas no son suficientes para asegurar que la nueva elección sea más libre o justa que la anterior. Odinga aseguró que no participaría en otra ronda de votación hasta que se efectuaran los cambios necesarios e instó a sus seguidores a boicotear los comicios de este miércoles.

“Lo que debemos hacer mañana: primero, no participar de ninguna manera en esta vergonzosa elección. Segundo, convencer a amigos, vecinos y a todos los demás para que no asistan”, dijo ante miles de personas en Nairobi, la capital del país. “Si no hay justicia para el pueblo, hagamos que no haya paz para el gobierno”, agregó.

La Corte Suprema no admitió un último recurso presentado para aplazar la nueva elección

Tres kenianos, incluido un activista de derechos humanos, presentaron una petición ante la Corte Suprema para aplazar las elecciones hasta que su credibilidad sea garantizada, recurso al que el tribunal debía responder este jueves, en las vísperas de los comicios. Sin embargo, cuando la Corte Suprema debía reunirse para evaluar la demanda, una serie de eventos dramáticos le impidieron alcanzar el quórum necesario, lo que significa que la elección se llevará a cabo como estaba previsto.

El presidente de la Corte Suprema, David Maraga, apareció solo en el tribunal y explicó que solo él y otro juez se habían presentado a la audiencia, mientras que se necesitan al menos seis magistrados para tomar una decisión.

Por caso, una viceprimera jueza no pudo asistir a la audiencia luego de haber sido blanco de un tiroteo en la noche del miércoles, balacera en la que su guardaespaldas fue asesinado. Aquellos que están a favor del retraso de la votación sospecharon rápidamente que ese ataque estuvo vinculado con la elección.

Por su parte, el titular de la junta electoral, Wafula Chebukati, confirmó que la elección continuará como estaba planeada. “Los comicios, como estaba programado, se llevarán a cabo mañana”, sentenció.

Afuera de la corte, cientos de mujeres vestidas con bufandas blancas se reunieron para pedir por la paz en medio del temor por posibles actos de violencia.

Por su parte, los seguidores de Kenyatta celebraron la novedad de que la elección continuará como estaba previsto, mientras que los que respaldan a Odinga se juntaron en el parque Uhuru de Nairobi.

Benoît Hazard, especialista en Kenia y miembro del Centro Nacional de Investigación Científica, fue calamitoso en su evaluación de la situación actual del país.

En una entrevista con FRANCE 24, Hazard aseguró que “el país está hoy (al borde) del colapso”. Asimismo, observó que la elección de mañana será probablemente boicoteada por la mitad del país y puede terminar no siendo creíble, ya sea “técnica o constitucionalmente”.

El gobernador de Kisumu cree que una revuelta estaría justificada si se realiza la elección

En diálogo con los medios, Anyang Nyong’o, gobernador de la ciudad de Kisumu, un bastión de la oposición, aseguró que se justificaría una revuelta popular si las nuevas elecciones presidenciales se llevan a cabo, debido a la creciente preocupación en torno a la credibilidad de la repetición de los comicios.

“Si el gobierno subvierte la voluntad soberana del pueblo, entonces la gente tiene derecho a rebelarse contra este gobierno”, advirtió.

Asimismo, James Orengo, abogado de la oposición, comentó a los medios fuera de la Corte Suprema que cualquier nueva elección presidencial no tendría legitimidad debido al fallo judicial previo que consideraba ilegal el nombramiento de ciertos oficiales electorales. “Sería ilegal e inconstitucional que siguieran adelante con estos comicios”, remarcó el letrado.

La primera ronda electoral del 8 de agosto pasado sumió a Kenia en la peor crisis política desde la disputada elección de 2007, tras la cual estalló una ola de violencia que dejó más de 1100 muertos.

FRANCE 24 con AFP, AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24