La Policía desaloja a mineros ilegales por daños ambientales en Costa Rica

Anuncios

San José (AFP)

Unos 200 policías incursionaron este miércoles en una finca privada en el norte de Costa Rica para desalojar a centenares de mineros artesanales que ocuparon el terreno para extraer oro, donde causaron daños ambientales por el uso de mercurio, informaron las autoridades.

El operativo se realizó en la finca Las Crucitas, en el cantón norteño de San Carlos, donde la minera canadiense Infinito Gold intentó explotar oro, pero sus planes fueron frenados por la justicia costarricense, que les negó la autorización por los potenciales daños ambientales.

Cerca de 80 personas fueron detenidas en el inicio del operativo, en su mayoría nicaragüenses sin autorización migratoria, indicó el Ministerio de Seguridad en un comunicado, agregando que el operativo continuaría en los próximos días para asegurar el desalojo de los mineros.

Agregó que los oficiales decomisaron más de 50 herramientas utilizadas para la extracción mineral como palas, picos, zarandas, cubetas y machetes, así como más de 3 kilogramos de mercurio.

Agentes del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, que acompañaron a la policía, detallaron que los mineros provocaron daños ambientales por el uso de explosivos en la tierra, corte de árboles, contaminación de agua y tierra con mercurio, excavaciones peligrosas y desvío de agua de ríos, dijo el director del sistema, Mario Coto.

La Defensoría de los Habitantes alertó en setiembre que el uso del metal podría afectar la salud de comunidades vecinos al contaminar los suelos y ríos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este año en un informe que "la inhalación del vapor de mercurio puede ser perjudicial para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo y los pulmones y riñones, con consecuencias a veces fatales".