Otro exministro de Kirchner a un paso de ir a la cárcel en Argentina

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

Un exministro clave de Néstor y Cristina Kirchner, Julio De Vido, sospechado de corrupción, quedará a un paso de ser arrestado si el Congreso vota este miércoles su desafuero.

De Vido, ministro durante los 12 años de los gobiernos kirchneristas (2003-2015) en los que manejó miles de millones de dolares a cargo de la obra pública, está acusado de desvío de fondos en la importación de gas licuado, entre otras causas.

El jefe del bloque del kirchnerista Frente para la Victoria, Héctor Recalde, dijo al mediodía en conferencia de prensa que "el oficialismo ya tiene los dos tercios necesarios" para expulsarlo y que por lo tanto su bloque no participará en la sesión.

La desgracia de De Vido es un nuevo golpe para la exmandataria Cristina Kirchner, cuyo espacio político fue derrotado el pasado domingo en las elecciones legislativas de medio término.

La justicia ya puso tras las rejas por acusaciones de corrupción, al exministro de Transporte de Néstor Kirchner, Ricardo Jaime y al empresario Lázaro Báez, que construyó una fortuna como concesionario de obras públicas en la provincia de Santa Cruz, feudo político de Néstor Kirchner.

- Dos pedidos de detención -

También está en la cárcel el exsecretario de Planificación, segundo de De Vido, José López, arrestado en junio de 2016 cuando intentaba ocultar bolsos con unos 8 millones de dólares en un convento de Buenos Aires.

Kirchner está inculpada por varias denuncias de corrupción, una de ellas por presunto cobro de sobornos de dos empresarios.

De Vido se defendió en un escrito en el que denunció que es víctima de "un verdadero escándalo político".

En junio pasado cuando el Congreso debatió un fracasado primer intento por expulsarlo, De Vido se definió como "el blanco de un plan sistemático de marketing".

Entonces no existían los dos pedidos de arresto que se libraron la semana pasada y el bloque kirchnerista lo salvo del desafuero. Los jueces estiman que su libertad puede entorpecer las investigaciones debido a su red de influencias y conexiones.

La expresidenta y actual senadora electa Cristina Kirchner denunció "la utilización política" del caso De Vido, agitado durante la campaña electoral para las legislativas en las que el presidente Mauricio Macri salió fortalecido.

"No pongo las manos en el fuego por De Vido ni por nadie" había dicho sin embargo en una reciente entrevista.

- Rudo pero amante de las aves -

De Vido fue hombre de confianza del fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) a quien conocía desde sus inicios en la política como alcalde de Río Gallegos, en Santa Cruz que gobernó tres veces antes de llegar a la presidencia.

Cristina Kirchner lo mantuvo al frente del ministerio de Planificación, aunque nunca tuvo la misma cercanía.

"Era una persona muy importante (en el kirchnerismo), muy leal a (Néstor) Kirchner, pero no con tan buena relación con Cristina, en parte por el estilo de De Vido, más bien rudo y no tan intelectual?, explicó el politólogo Carlos Fara.

Acorralado por la cercanía de su inminente detención, De Vido pasó el último fin de semana en su chacra de las afueras de Buenos Aires rodeado de su familia, sus abogados y sus palomas mensajeras de las que es aficionado.

Ni siquiera fue a votar en las legislativas de medio término donde su exjefa política resultó electa senadora nacional.

De 67 años y padre de cinco hijos, si es juzgado compartirá la cárcel con el hermano de su esposa, Claudio Minnicelli, acusado de contrabando.

- Lobby de protección -

Una de las más vehementes denunciantes de De Vido es la diputada oficialista Elisa Carrió, referente de la alianza Cambiemos, el espacio político que llevó a Macri a la presidencia.

En mayo pasado y tras años de acusar a De Vido, con quien compartía sesiones en el Congreso, Carrió había denunciado la existencia de "un lobby" para proteger al exministro en el que incluyó a jueces, empresarios y, sobre todo, a sectores del gobierno de Macri.

"Algunos de este gobierno, no Mauricio, pueden querer que se proteja a De Vido porque De Vido hacía favores a todos, a los gobernadores, a los intendentes. Acá hay una orden: proteger a De Vido", había denunciado.