Saltar al contenido principal

Portugal: feministas marcharán contra la ‘aprobación judicial del maltrato físico’

Banderas de Portugal durante una protesta en el Praca do Comercio, Lisboa.
Banderas de Portugal durante una protesta en el Praca do Comercio, Lisboa. Pedro Nunes/Reuters

La decisión de un juez de suspender las penas de prisión a dos hombres acusados de agredir y secuestrar a una mujer provocó la reacción de las organizaciones feministas. Denuncian una infracción “contra la dignidad humana”.

Anuncios

Una sentencia del Tribunal de Relación de Oporto generó polémica por las razones invocadas de un juez que prefirió reducir la pena por hechos de secuestro y violencia doméstica contra una mujer que cometió adulterio.

Si el fallo judicial, emitido el 11 de octubre, condenó a los dos hombres, acusados de haber agredido con un mazo con clavos a la mujer, las penas de prisión fueron suspendidas. Esa decisión fue criticada por asociaciones feministas y juristas del país.

El caso se remonta a 2015, cuando una mujer fue violentada por su exmarido y su examante, con quienes ya había cortado la relación. La mujer llegó a ser secuestrada por su antiguo amante, quien le reclamaba retomar la relación. Este llamó a su exmarido para que la confrontasen de forma conjunta.

La decisión del juez indigna a las mujeres en Portugal porque justamente utiliza el adulterio cometido por la mujer para justificar la violencia de ambos hombres, según los grupos feministas. El juez argumentó su decisión diciendo que “el adulterio de la mujer es un gravísimo atentado al honor y la dignidad del hombre. Existen sociedades en las que la mujer adúltera es lapidada hasta la muerte”.

Según el periódico portugués ‘Diario de Notícias’, el juez ya mostró un comportamiento parecido en otros casos de violencia doméstica. Existen al menos cuatro fallos similares; el magistrado explicó en 2016 que una mujer adúltera es “falsa, hipócrita, deshonesta, desleal, fútil e inmoral” y que por lo tanto su testimonio no podía ser considerado como fiable.

La portavoz de la organización feminista Unión de Mujeres Alternativa y Respuesta (UMAR), Elisabete Brasil, reconoce que estas sentencias no son lo usual de la justicia portuguesa, pero destaca que no es un caso aislado y que representa la mentalidad “patriarcal, machista y sexista” que todavía existe en parte de la sociedad de ese país europeo.

Organizaciones feministas convocan protestas en Oporto tras la sentencia

El fallo judicial sale ahora a la luz y por eso la UMAR ha convocado para el 27 de octubre una protesta, en rechazo de esta controversial sentencia. La UMAR declaró que la decisión judicial “atenta contra los derechos, libertades y garantías de la víctima y, particularmente, contra la dignidad humana”.

Esperan que la participación sea importante para mostrar la rebelión de las mujeres portuguesas frente la ‘aprobación del maltrato físico’. Elisabete Brasil afirmó que “hemos asistido a una violación del príncipe de igualdad” y que eso tipo de decisión da la responsabilidad “a las mujeres por la violencia que reciben”.

Además, Brasil insistió sobre la existencia de discriminaciones judiciales con respeto a la violencia de género y se lamentó que estos casos se den en Portugal, país que, a su juicio, tiene un marco legal sobre el tema visto incluso como “vanguardista” en la Unión Europea.

UMAR, junto a la Asociación de Mujeres contra la Violencia y la Plataforma Portuguesa por el Derecho de la Mujeres, preparan una queja antes el Consejo Superior de la Magistratura de Portugal.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.