LATINOAMÉRICA

El congreso de Brasil rechaza un caso de corrupción contra el presidente Temer

Presidente de Brasil Michel Temer deja el hospital en Brasilia, Brasil, Octubre 25 de 2017
Presidente de Brasil Michel Temer deja el hospital en Brasilia, Brasil, Octubre 25 de 2017 Ueslei Marcelino/REUTERS

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó archivar la denuncia que pesaba sobre el presidente Michel Temer por los delitos de obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

Anuncios

El presidente brasileño consiguió por segunda vez evitar ser juzgado. Los legisladores brasileños hundieron la investigación que pesaba sobre el líder de centro derecha.

El caso de corrupción había paralizado la agenda de reforma de Temer y debilitado su gobierno.

La Cámara, que tenía la autoridad para decidir si el presidente debería ir a un juicio con la Corte Suprema, votó por archivar los cargos de la Fiscalía. 251 legisladores votaron por rechazar los cargos pero la oposición no pudo alcanzar las dos terceras partes requeridas para autorizar a la corte iniciar el juicio contra el presidente.

Temer, libre de ser investigado

El voto significa que Temer está libre deser investigado mientras sea presidente, pero que podría ser juzgado luego que termine su mandato a finales de 2018.

En agosto pasado, la Cámara votó para bloquear los cargos iniciales por corrupción contra Temer y el mandatario logró archivar los cargos.

Sin embargo, Temer tendrá ahora graves problemas para sacar adelante su agenda de reformas. Una de ellas es la propuesta pensional crucial para cubrir el déficit presupuestario de Brasil. Muchos legisladores se niegan a respaldar la reforma.

Expertos dicen que Brasil no puede permitirse el trastorno político de la eliminación de un segundo presidente en poco más de un año, además la economía más grande de América Latina lucha para superar una profunda recesión.

Los opositores criticaron a Temer por hacer concesiones de política y malversar los recursos públicos para ganar votos que garantizaran su supervivencia.

"El 97 por ciento de los brasileños gritan 'Vete Temer !' y el Congreso Nacional intenta comprar una mayorìa intercambiando votos por enmiendas parlamentarias para salvar el pellejo de temer y a su gobierno, que todos saben que es corrupto, impopular e ilegìtimo,"  dijo Guilherme Boulos, que representa a trabajodores sin hogares, cuando se anunció el resultado de la votación.

Según las encuestas, Temer tiene solo un apoyo de tres por ciento entre la población.

Para favorecer al poderoso grupo de presión agrícola que tiene dos quintos de los votos en la cámara baja, Temer acordó reducir las multas por daños ambientales. Intentó, además, flexibilizar la definición de trabajo esclavo, pero se vio obligado a retroceder luego de protestas.

Temer llegó en el poder en 2016 trás la destitución de Dilma Roussef en un juicio político.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24