Saltar al contenido principal

Rajoy confirma la destitución de Puigdemont y convoca a elecciones en Cataluña

Mariano Rajoy comparece ante la prensa en La Moncloa tras reunirse en Consejo de Ministros extraordinario este 27 de octubre de 2017.
Mariano Rajoy comparece ante la prensa en La Moncloa tras reunirse en Consejo de Ministros extraordinario este 27 de octubre de 2017. Susana Vera / Reuters

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció que ha disuelto el parlamento de Cataluña. Estas son las primeras medidas en la aplicación del artículo 155 sobre la región.

Anuncios

Este viernes, el proceso soberanista catalán llegó a su punto más álgido. Reunido en pleno, el Parlamento de Cataluña proclamó la independencia de la región en una votación secreta mediante urna que dio como resultados 70 votos a favor, 10 en contra y 2 abstenciones, de un total de 135 diputados.

La respuesta de Madrid se tardó unas horas. El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció un paquete de 10 medidas para intentar recuperar "la institucionalidad" de Cataluña y "devolver la legitimidad democrática al gobierno".

Entre ellas, el cese del presidente catalán Carles Puigdemont, su vicepresidente Oriol Junqueras y el resto de consejeros del Govern.

"Hoy en el parlamento catalán se han impuesto los que llevaron a Cataluña a un callejón sin salida", dijo Rajoy tras anunciar la toma de los órganos administrativos como el Patronato, delegaciones en el extranjero y el Departamento del Interior catalán que controla los cuerpos policiales.

En una de las medidas más duras, Mariano Rajoy anunció que convocará a elecciones autonómicas el próximo 21 de diciembre después de reunirse en Consejo de Ministros extraordinario en respuesta a la declaración de independencia de Cataluña.

Rajoy calificó la jornada como "triste en la que la sinrazón se ha impuesto a la ley" y agregó que "nunca hemos querido llegar a esta situación".

El Senado de España había dado luz verde a las medidas que el Gobierno español propuso para frenar el proceso secesionista en Cataluña, después de que el Parlamento de esa comunidad autónoma declarara la independencia de la región.

Las medidas, que prevén devolver la legalidad constitucional y estatutaria a Cataluña, fueron aprobadas por 214 votos a favor, 47 en contra y una abstención. 

Rajoy anuncia el paquete de medidas para "retomar el control de Cataluña"

Cataluña declara la independencia, mientras Madrid comienza a aplicar el artículo 155

"Declaramos que Catalunya sea un estado independiente en forma de República", dictó la resolución del Parlamento catalán, apoyada en la propuesta de la coalición Junts pel Sí (Juntos por el Sí) y el partido de la CUP (Candidatura Popular), principales impulsores de la independencia y que cuentan con la mayoría de los escaños.

Pero fue un Parlamento fracturado. Los partidos Ciutadans (Ciudadanos), PSC (Partido Socialista de Cataluña) y PPC (Partido Popular de Cataluña) abandonaron el hemiciclo con el argumento de que la declaratoria de independencia aplicaría automáticamente el artículo 155 de la Constitución española, lo que le permite al presidente español, Mariano Rajoy, intervenir en la región.

Precisamente, minutos después de que la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, declarara Cataluña como una república, el Senado español aprobó algunas enmiendas que dan aval a la aplicación del artículo 155 por 214 votos a favor, 47 en contra y una abstención.

En este caso, los únicos ausentes durante la votación en el Senado fueron el expresidente de la Generalitat (el gobierno catalán), José Montilla, y el exjefe de la comunidad autónoma de Baleares, Francesc Antich.

El dictamen de la Cámara alta le permite al gobierno de Rajoy tomar las medidas necesarias para instaurar « la legalidad » en Cataluña. Algunas de esas medidas, como había avanzado el presidente español, serán las de disolver el Parlamento catalán, destituir al presidente Carles Puigdemont y convocar elecciones en dicha comunidad autónoma lo antes posible.

Se espera que el gobierno de Madrid aplique esta intervención de manera 'gradual'. Esta fue una de las enmiendas que el Partido Popular, a petición del Partido Socialista, aceptó. La otra, que la cadena pública catalana TV-3 y el resto de medios públicos queden fuera del 155 y continúen en manos del Parlamento.

Esta declaración de independencia es un hito histórico en Cataluña. No obstante, la región no cuenta con reconocimiento internacional y está en duda de cuánto sería el coste económico y político.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.