Comisionado de ONU denuncia condiciones carcelarias "inhumanas" en Uruguay

Anuncios

Montevideo (AFP)

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, denunció este viernes las condiciones "inhumanas" de las cárceles de Uruguay y la generalizada violencia contra las mujeres, al término de una visita al país.

Uruguay "se ha atrevido a marcar la diferencia en muchas áreas. Sin embargo, el progreso realizado hasta la fecha no es suficiente: el país puede hacer más para combatir las graves violaciones de los derechos humanos que continúan ocurriendo", sostuvo en un comunicado difundido en Montevideo.

"En un país que ha tenido éxito en tantos ámbitos, es difícil entender que las autoridades sigan sin poder abordar las deficiencias de su sistema penitenciario, de larga data", sostuvo.

Según un informe especial elaborado en noviembre de 2016 por el comisionado parlamentario para las cárceles, Juan Miguel Petit, la mayoría de las muertes en prisiones uruguayas el año pasado ocurrieron "por circunstancias violentas: homicidios y suicidios".

En particular, el comisionado se mostró preocupado por la "excesiva duración de la detención preventiva" en el caso de los adolescentes que cometen delitos.

"Uruguay necesita utilizar el encarcelamiento como último recurso, así como implementar más medidas alternativas a la privación de libertad e introducir más programas de rehabilitación", añadió el funcionario de la ONU.

En relación a la violencia contra la mujer, Zaid sostuvo que "son preocupantes las persistentemente altas tasas de asesinatos de mujeres por motivos de género, cometidos en muchos casos por sus parejas o ex parejas, al igual que las dificultades que enfrentan muchas mujeres víctimas de violencia para acceder a la justicia".

En Uruguay, un país de 3,5 millones de habitantes, se contabilizan 24 asesinatos de mujeres en situaciones de violencia de género en lo que va del año, según cifras oficiales reportadas por la prensa local.

El Parlamento uruguayo aprobó este año la introducción de penas más duras para quienes cometan el delito de "feminicidio", una figura que quedó así incorporada al proceso penal.

El funcionario también pidió al gobierno hacer más para esclarecer los crímenes cometidos durante la dictadura militar (1973-1985) y reparar a las víctimas.