Reloj de Paul Newman es subastado en récord de USD 17,8 millones

Anuncios

Nueva York (AFP)

El Rolex que acompañó por años al fallecido actor de Hollywood Paul Newman fue vendido en 17,8 millones de dólares y estableció un récord de subasta para un reloj de mano, dijo la casa Phillips el viernes.

Paul Newman fue fotografiado en incontables ocasiones portando el icónico reloj de acero inoxidable, un obsequio de su esposa, Joanne Woodward, con una cariñosa inscripción grabada, cuando ambos filmaban y coprotagonizaban la película "Winning", en 1969.

La casa de subastas Phillips dijo que el reloj fue adquirido el jueves por la noche en Nueva York por un comprador telefónico anónimo por 17,8 millones de dólares, a los 12 minutos de una puja frenética en una venta que atrajo a coleccionistas de más de 40 países.

Aunque este reloj de pulsera es el más caro que se haya vendido en una subasta, el reloj de bolsillo artesanal elaborado para el banquero de Nueva York Henry Graves y subastado por Sotheby's en 2015 sigue siendo el remate de mayor valor, con más de 24 millones de dólares.

Antes de entregar el reloj a su esposo, Woodward grabó en el interior las palabras "Maneja con cuidado", en una señal de su ansiedad por la manera de manejar con velocidad de su marido y tres años después de que él saliera herido en un accidente de motocicleta en 1965.

Fue en el set de "Winning", donde Newman interpretó a un piloto de IndyCar, que nació el amor por las carreras de autos que el actor mantuvo durante su vida.

El actor utilizó el reloj, conocido como el Daytona de Paul Newman, para cronometrar carreras y apostar con sus amigos que el suyo era más exacto que los de ellos, dijo Phillips.

En 1984 aparentemente desapareció de la muñeca de Newman cuando su esposa le compró un reloj nuevo, un Cosmograph Daytona.

Pero ese verano Newman le dio el reloj al novio de su hija Nell, Jamex Cox. La pareja se mantuvo por cerca de una década después de conocerse en la universidad.

Newman le regaló el reloj cuando se dio cuenta que Cox no tenía uno, mientras el joven le ayudaba a construir una casa de árbol en su propiedad en Westport, Connecticut.