Birmania cosecha los campos de los rohinyás refugiados en Bangladés

Anuncios

Rangún (AFP)

Birmania empezó este sábado a recoger el arroz cultivado en las tierras que abandonaron los rohinyás en el estado de Rakáin (oeste) a raíz de una ofensiva del ejército contra ellos, informó este sábado un responsable local.

Más de 600.000 miembros de esa minoría musulmana huyeron de esa región hacia el vecino Bangladés desde agosto, tras la operación del ejército calificada de acto de "limpieza étnica" por la ONU.

Sometida a intensas presiones internacionales, Birmania aceptó repatriar a los refugiados rohinyás que demuestren su residencia en el estado de Rakáin, pero los detalles de ese proyecto aún son poco claros.

Un responsable local confirmó este sábado las informaciones de medios estatales según las cuales el gobierno comenzó la cosecha de cerca de 29.000 hectáreas de arroz en la región de Maungdaw, una de las más afectadas por la violencia.

"Hoy empezamos la cosecha en las tierras del pueblo de Myo Thu Gyi", declaró a la AFP Thein Wai, responsable en Maungdaw del ministerio de Agricultura.

"Vamos a cosechar campos de arroz paddy de bengalíes que huyeron a Bangladés", añadió, utilizando la palabra con la que los birmanos se refieren a los rohinyás.

"No sabemos cuándo volverán esos bengalíes que huyeron al otro lado. Por eso debemos garantizar la cosecha", explicó.

Según el diario oficial Global New Light of Myanmar, trabajadores de todo el país acudirán a la región en autobuses para recoger el arroz.

Birmania rechaza las acusaciones de limpieza étnica y defiende su operación militar, emprendida, según el Gobierno, como represalia por una serie de ataques de los rebeldes rohinyás contra comisarías a finales de agosto.

Pero varios medios de comunicaciones, oenegés pro derechos humanos y la ONU publicaron informes sobre testimonios de refugiados rohinyás que denunciaban atrocidades cometidas por las fuerzas de seguridad birmanas.