La renuncia del directorio ahonda la crisis del banco estatal de Bolivia

Anuncios

La Paz (AFP)

La crisis surgida en el estatal Banco Unión de Bolivia por un desfalco que supera los 5 millones de dólares se acentuó con la renuncia colectiva del Directorio de la entidad y del síndico, que se suman a la remoción de varios gerentes y la detención de otros funcionarios.

"Para iniciar otra etapa del banco, dejamos en libertad de designar un nuevo directorio, para lo cual presentamos nuestra renuncia", dice la carta de renuncia colectiva entregada la noche del viernes.

Un desfalco de 37,6 millones de bolivianos -equivalente a 5,4 millones de dólares- fue descubierto el mes pasado en este banco, el tercero más grande del sistema y de propiedad estatal. El responsable de la maniobra, un exfuncionario, aprovechó las debilidades de los sistemas de control en la sucursal de una localidad semirural.

Si bien el acusado, llamado Franz Pari y preso en una cárcel pública, admite su culpa, también alega que le quieren "cargar créditos falsos y estafas" existentes en el banco. Pari hizo gala de sus lujos y excentricidades en las redes sociales, lo que facilitó su captura.

Al ser un banco estatal, el Unión administra las cuentas fiscales de los gobiernos central, departamental y municipal.

La Fiscalía no descarta que el monto sustraído sea todavía mayor, según una investigación que todavía está en proceso y que diariamente revela nuevas irregularidades.

A media semana, el presidente Evo Morales anunció la destitución de la gerente general del banco y de inmediato se produjo la remoción de otros cinco ejecutivos de alto nivel.