Miles de personas celebran en Burundi la retirada efectiva de la CPI

Anuncios

Nairobi (AFP)

Miles de personas se manifestaron este sábado por todo Burundi, convocadas por el Gobierno, para "celebrar" la retirada del país de la Corte Penal Internacional (CPI), efectiva desde el viernes.

Unas 5.000 personas, incluyendo cientos de conductores de taxis-bicicleta, taxis-moto y tuk-tuk, desfilaron por las calles de Buyumbura, cantando y danzando, constató un fotógrafo de la AFP.

A lo largo del recorrido, que pasaba por delante de las embajadas de Ruanda, Bélgica y de la Unión Europea -enemigos jurados del régimen-, profirieron lemas como "Bye bye CPI", "Burundi acaba de escribir una de las páginas más gloriosas de la historia del mundo" o "Burundi es un ejemplo para África".

Los manifestantes se reunieron al final en la plaza de la Independencia, donde festejaron "el orgullo" de haber recuperado la "soberanía nacional".

El mediador burundés Edouard Nduwimana, al frente de la marcha, instó a los manifestantes "a orar por los otros países de África para que puedan seguir el ejemplo de Burundi" retirándose de una CPI "arrogante, que nos desprecia y que quiere procesar a las víctimas en lugar de a sus verdugos".

Se organizaron marchas similares en las capitales de las otras 17 provincias del país, según la radio nacional.

Burundi se convirtió el viernes en el primer país en abandonar la CPI, creada hace quince años en La Haya para perseguir a los autores de las peores atrocidades del mundo.

Su salida se hizo efectiva exactamente un año después de que el país notificara formalmente a Naciones Unidas su decisión de abandonar el único tribunal permanente que juzga los crímenes de guerra.

Sin embargo, la investigación lanzada en abril de 2016 por el fiscal general de la Corte, Fatou Bensouda, continuará, tras los informes de "asesinatos, encarcelamientos, torturas, violaciones y otras formas de violencia sexual, así como casos de desapariciones forzadas".

Burundi se sumió en una grave crisis desde que el presidente, Pierre Nkurunziza, anunció en 2015 su candidatura a un tercer mandato, que obtuvo tras unas elecciones boicoteadas por la oposición.

La violencia que acompañó a esta crisis dejaron entre 500 y 2.000 muertos, según varias fuentes (ONU y oenegés), cientos de casos de desapariciones forzadas y de torturas y obligaron a más de 400.000 burundeses a abandonar sus hogares.

Creada en 2002, la CPI, que cuenta con 123 Estados miembros, ha sido criticada por algunos países, que la acusan de actuar injustamente contra los Estados africanos.