S&P eleva nota soberana argentina a 'B+' con perspectiva estable

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

S&P Global Ratings elevó este lunes la nota de 'B' a 'B+' para los bonos soberanos argentinos de largo plazo al vaticinar buenas perspectivas para la economía, informó la calificadora financiera en un comunicado.

"Esperamos una mayor inversión y una mejor predictibilidad en políticas que sostendrán un crecimiento económico moderado pero estable en los próximos tres años", dice el comunicado.

La mejora de la calificación se produce una semana después de los comicios legislativos de medio término donde el gobierno de Mauricio Macri salió fortalecido, aunque sin lograr mayoría propia en el Congreso.

"La continuación en la reducción de los desbalances y la mejora de la competitividad traen buenos augurios para las perspectivas de crecimiento de Argentina", sostuvo la agencia con base en Nueva York.

La coalición Cambiemos del presidente Mauricio Macri fue la fuerza más votada en las parlamentarias del 22 de octubre, aunque el resultado mantiene esa fuerza como primera minoría en el Congreso, lo que lo hace depender de alianzas.

"Nuestra perspectiva toma en cuenta la expectativa que el gobierno tendrá mayor capacidad política para continuar con su agenda económica, lo que resulta en una política económica más predecible y gradualmente más efectiva", sostuvo S&P.

Esta fue la segunda mejora de la nota argentina en el año. En abril, S&P la había aumentado de B- a B debido a los progresos que decía encontrar en la economía argentina.

La economía argentina revierte este año el derrumbe de 2,3% de 2016 y acumula un repunte de 2,4% entre enero y agosto.

El déficit fiscal supera el 4% del Producto Interno Bruto (PIB), antes del pago de la deuda y la inflación ronda el 18%, en tanto rebasó en septiembre la meta anual del Banco Central que la ubicó entre 12% y 17%.

Para S&P "una política monetaria más efectiva que resulte en una inflación más baja, una reducción de las vulnerabilidades externas y un resultado fiscal mayor al esperado, podría mejorar el actual débil perfil financiero de Argentina y potencialmente conducirla a una calificación más alta en los próximos dos años".

En ese sentido la calificadora alertó que "Argentina es vulnerable a las condiciones globales con su alta dependencia de los fondos externos para financiar su grandes déficit fiscal y de cuenta corriente".

La mejora de la nota financiera para Argentina se conoce horas después de un discurso del presidente Macri en el que propuso a empresarios, políticos y sindicalistas acordar reformas de "responsabilidad fiscal, creación de empleos y calidad institucional".