Brasil recibe Cumbre Mundial de Hepatitis en medio de debate por acceso al tratamiento

Anuncios

Sao Paulo (AFP)

pleno debate sobre el acceso popular a tratamientos, este miércoles arranca en Sao Paulo la segunda Cumbre Mundial de la Hepatitis, que reunirá a expertos de todo el mundo para elaborar una estrategia global contra esta enfermedad causante de 1,3 millones de muertes anuales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisó la víspera del evento que en los dos últimos años un número récord de tres millones personas tuvieron acceso al tratamiento para hepatitis C, transmitida principalmente por la sangre contaminada, y que 2,8 millones recibieron medicinas en 2016 para la del tipo B, que se contagia además por contacto con los fluidos.

"Estos resultados nos dejan esperanzados en que la eliminación de la hepatitis puede ser y será una realidad", dijo Gottfried Hirnschall, director de la OMS para el Departamento de HIV y del programa global de hepatitis.

Sin embargo, millones de personas, en su mayoría en países de renta media o baja, siguen sin poder adquirir las nuevas alternativas médicas, debido a sus altos costos.

"¿Qué tan bueno es un medicamento de punta que las personas no pueden comprar? Los precios de los medicamentos para la hepatitis C estipulados por las empresas farmacéuticas están fuera del alcance de personas que los pagan, y también de muchos gobiernos que sufren para ofrecer ese tratamiento en el sistema público de salud", lamentó Jessica Burry, de la Campaña de acceso a medicamentos de Médicos Sin Fronteras (MSF).

El alto coste del tratamiento motivó una pequeña protesta este martes frente a la sede en Sao Paulo del fabricante del medicamento más potente y con menos efectos colaterales contra la hepatitis C.

"Sabemos que actualmente hay un tratamiento efectivo contra la hepatitis C, la podemos curar, y por eso estamos aquí hoy. El tratamiento es vendido a un precio que nadie puede costear", afirmó Aurelien Beaucamp, director del grupo de derechos humanos Aides.

En Brasil, el costo de doce semanas de tratamiento de esta combinación médica, que aporta un 95% de probabilidades de cura, es de 6.213 dólares de media, según cálculos de Coalition Plus, una organización especializada en el combate al sida y la hepatitis.

Para MSF la clave está en la distribución de alternativas genéricas.

"Los países que están obteniendo buenos resultados en la cobertura del tratamiento son aquellos en los que hay genéricos disponibles", dijo la organización en un comunicado.

Organizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza Mundial para Hepatitis -en colaboración con el gobierno brasileño-, la cumbre es un esfuerzo bienal que busca trazar una agenda internacional común para luchar contra esta enfermedad que afecta a más de 325 millones de personas.