Conflicto palestino-israelí

Hamás traspasa a la Autoridad Palestina los puestos fronterizos de Gaza

Un miembro de las fuerzas de seguridad palestinas tiende la mano, en un gesto producido en el cruce fronterizo de Rafah con Egipto, en el sur de la Franja de Gaza. 11/01/2017
Un miembro de las fuerzas de seguridad palestinas tiende la mano, en un gesto producido en el cruce fronterizo de Rafah con Egipto, en el sur de la Franja de Gaza. 11/01/2017 Ibraheem Abu Mustafa / Reuters

El grupo Hamás devolvió a la Autoridad Nacional Palestina los puestos de control entre la Franja de Gaza, Israel y Egipto. La movida marca un paso hacia la reconciliación palestina y busca aliviar la crisis humanitaria en la franja.

Anuncios

El movimiento palestino e islamista Hamás culminó el traspaso de los puestos de control fronterizos que separan la Franja de Gaza con Israel y Egipto a la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

En concreto, los puestos de Rafah y los de Erez, Kerem Shalom, Nahal Oz y Sofah regresaron bajo control de la ANP, los únicos cruces que conectan respectivamente con Egipto e Israel, y que estuvieron en manos de Hamás desde 2007.

La entrega de estas zonas fronterizas se dio en el contexto de una ceremonia que contó con la presencia de representantes de la ANP, del movimiento islamista Hamás y altos cargos de seguridad egipcios.

"De ahora en adelante el Gobierno de consenso palestino es el primer y último organismo responsable de los pasos fronterizos de la Franja de Gaza", declaró Hisham Odwan, portavoz de la Corporación de Fronteras de Hamás.

Este traspaso es la medida más concreta del acuerdo de reconciliación alcanzado en octubre entre Hamás y el partido del presidente Mahmud Abás (con la mediación de Egipto), que busca la unidad de los palestinos y un alivio de las restricciones económicas de Israel en Gaza, tras una década de división.

Según el ministro palestino de Construcción y Vivienda, Mufid al Hasayna, "este es el primer paso verdadero y práctico del fin de la división interna palestina que ha durado más de diez años".

En los próximos días, el primer ministro palestino, Rami Hamdala, viajará hasta Gaza para anular las medidas punitivas que la ANP había impuesto allí sobre la recaudación de impuestos y aduanas. Hamdala considera que la responsabilidad de ANP sobre los cruces ayudará a partir de ahora a “mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo”.

En este acto se entregó el control financiero y aduanero de la zona, pero todavía queda en manos de Hamás el control de la seguridad sobre toda la Franja de Gaza, a la espera de la creación de una Policía que no esté dominada por los islamistas.

Israel y Estados Unidos se muestran reticentes sobre este pacto palestino, debido al rechazo de Hamás de abandonar sus armas. No obstante, el líder de Hamás, Ismail Haniyeh, aseguró que entregaron los cruces “con honestidad y responsabilidad, sin negociación e incondicionalmente”.

Alegando motivos de seguridad, Israel seguirá manteniendo restricciones a la circulación de personas y bienes, incluida una prohibición que afecta a la mayor parte de las exportaciones del territorio.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24