La tarea del fiscal del papel de Rusia en la elección de Trump apenas empieza, dicen analistas

Anuncios

Washington (AFP)

Las inculpaciones firmadas por el fiscal especial Robert Mueller contra tres miembros de la campaña de Donald Trump son apenas los primeros pasos en la investigación sobre el papel de Rusia en los comicios de Estados Unidos de 2016, coinciden analistas.

Mueller, un exdirector del FBI, envió un demoledor mensaje sobre las cartas que tiene entre manos, al inculpar al exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, su asociado Rick Gayes, y obtener una confesión de culpa del asesor Georges Papadopoulos por haber mentido sobre sus contactos con funcionarios rusos.

Con la inculpación de Papadopoulos por falso testimonio, apenas cinco meses después de iniciada la investigación, Mueller también mostró que posee evidencias para acorralar a personas próximas al presidente.

El abogado Aaron Zelinsky, integrante del equipo de investigadores bajo el comando de Mueller, dejó una pesada amenaza flotando al hablar ante una corte federal en Washington, por el caso de Papadopoulos.

"Hay una enorme investigación en marcha, de la que este caso es apenas una pequeña parte", dijo.

- Apenas el inicio -

Para el abogado Bradley Moss, especialista en casos de seguridad nacional, "esto es solamente el comienzo".

Mueller, quien ha mantenido un hermetismo absoluto desde que asumió la investigación, inculpó a Manafort y a Gates por conspiración, lavado de decenas de millones de dólares y falso testimonio sobre sus responsabilidades como lobistas en favor del gobierno de Ucrania.

Los dos quedaron bajo arresto domiciliario después de pagar millonarias fianzas.

En la opinión de Moss, "Manafort fue el objeto más brillante que distrajo a todos. Papadopoulos fue la pieza fundamental de la historia".

El caso contra Papadopoulos, de 29 años y completamente desconocido hasta marzo de 2016 -cuando se convirtió en asesor de la campaña de Trump para asuntos de política exterior-, se apoya en sus comunicaciones con el núcleo de la campaña.

En correos electrónicos en poder de Mueller, Papadopoulos discute con altos funcionarios de la campaña una reunión con funcionarios rusos para obtener información "sucia" sobre la aspirante presidencial Hillary Clinton, así como la posibilidad de gestionar un encuentro entre Trump y oficiales de Moscú.

Los documentos divulgados casi no revelan muestran respuestas del comité de campaña a Papadopoulos y además están tachados los nombres de sus interlocutores.

- Un "mentiroso" atrae atenciones -

Sin embargo, lo que sí se conoce es impresionante.

En agosto de 2016, un anónimo "supervisor de campaña" impulsó a Papadopoulos a viajar a Moscú para encontrarse con esos funcionarios rusos. Otro responsable de la campaña le comunicó que Trump no haría ese viaje, pero sí "alguien de bajo nivel" del equipo.

Para algunos, sin embargo, la evidencia solo revela a Papadopoulos como una persona sin ninguna experiencia operando en los márgenes de la campaña.

Por su parte, Trump dijo que Papadopoulos era un "mentiroso", al tiempo que la Casa Blanca lo pulverizó al describirlo como un "voluntario sin salario y sin ninguna responsabilidad" en la campaña.

En cambio, el abogado Randall Samborn, quien ya participó de otras investigaciones, apuntó que la confesión de Papadopoulos por mentir a los agentes del FBI fue un paso inteligente dado por un investigador avezado como Mueller.

Para Samborn, la confesión sugiere que Mueller tiene ahora a un testigo dispuesto a colaborar con la más sólida evidencia hasta ahora conectando a la campaña de Trump con Rusia.

"Ahora sabemos que Mueller y su equipo están concentrados en todos los aspectos de la investigación", dijo Samborn, quien añadió que la opinión pública por ahora "ve pequeños fragmentos de aquello que Mueller elige compartir con nosotros".

- Papadopoulos y un alerta -

Para Samborn, no había necesidad legal de divulgar ahora la confesión de Papadopoulos, pero al hacerlo Mueller acalló de un único golpe las críticas de que la investigación estaba en una vía muerta.

En general, ninguna evidencia conocida hasta ahora implica a Trump ya sea con conexiones con funcionarios rusos o por obstrucción de la justicia, otro aspecto de la investigación de Mueller.

Pero la confesión de Papadopoulos, indican analistas, revela que Mueller ya interrogó a los responsables en la campaña electoral de Trump que se comunicaron con el joven por los famosos contactos con rusos.

De acuerdo con el diario The Washington Post, esos interlocutores de Papadopoulos fueron Manafort, Gates, el anterior jefe de campaña Corey Lewandowski y el vicedirector Sam Clovis.

En opinión de Moss, esos cuatro (especialmente Manafort y Gates, que por lavado de dinero enfrentan la posibilidad de años en la cárcel) ahora deben considerar seriamente la posibilidad de colaborar a Mueller para protegerse.

"Es como si le dijera a la gente del mundo de Trump: 'Lo sé todo, y te daré una muestra de lo que tengo. Ahora es el momento de hacer acuerdos y voy por todos ustedes'", dijo Moss.