Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Chile, la economía más competitiva de Latinoamérica

Saber más

MODA

Una nueva visión de África plasmada en la semana de la moda de Dakar

Saber más

ÁFRICA 7 DÍAS

Costa de Marfil celebró sus elecciones regionales en medio de la tensión

Saber más

EN FOCO

China espera un 'baby boom' tras la política del segundo hijo

Saber más

EN FOCO

Por qué los turcos-alemanes se sienten extranjeros en Alemania

Saber más

Asia-Pacífico

Líder de Myanmar, Aung San Suu Kyi visitó el noroeste del país donde habitan los Rohingyas

© Reuters | La líder de facto de Myanmar, Aung San Suu Kyi, llega al aeropuerto de Sittwe después de visitar Maungdaw en el estado de Rakhine el 2 de noviembre de 2017.

Texto por Santiago López

Última modificación : 02/02/2018

En medio de las críticas y la presión de la comunidad internacional, la líder de facto de Myanmar visitó la zona donde habitan los Rohingyas, la minoría musulmana que es perseguida por el ejército de ese país.

Por primera vez desde abril del 2016 cuando comenzó la persecución y exterminio de la minoría musulmana Rohingyas, la Consejera de Estado, Aung San Suu Kyi, arribó a la región para visitar algunos de los poblados abandonados y conversar con algunos de los habitantes locales sobre la problemática humanitaria que se vive en la zona. Durante su visita la líder no entregó ningún tipo de declaración.

Suu Kyi es criticada a nivel internacional por su poca simpatía con los Rohingyas, una minoría musulmana, descendiente de comerciantes y navegantes que han habitado la zona por siglos y que ha sido considerada como una de las minorías más perseguidas del mundo generando conflictos armados y políticos a lo largo de la historia.

La Organización de Naciones Unidas, ONU, hizo fuertes llamados al gobierno de Myanmar, para detener las actividades del ejército que persigue y extermina e forma sistemática a los Rohingyas, considerada como una “limpieza étnica” debido a las altas cifras de personas fallecidas y desplazadas del estado de Rakhine.

En Myanmar son adelantadas conversaciones para conseguir una salida a la crisis de los Rohingyas

Suu Kyi debe enfrentarse con la Fuerzas Armadas de su país que mantienen un fuerte poder en el país, pese a la autodisolución de la junta militar en 2001 tras años de gobierno represivo y aislacionista, a lo que se suma una opinión pública que en su mayoría no ve con buenos ojos a los musulmanes y es xenófoba, en un país que está compuesto por múltiples etnias e idiomas.

Un mes antes de su visita, la consejera presentó un proyecto para ayudar el reasentamiento y rehabilitación de zonas en el estado de Rakhine. Para dicho fin, pidió la participación de las personas más acaudaladas con el fin de conseguir los fondos suficientes para poner en marcha el plan.

La líder permitió el regreso de los refugiados Rohingyas que demostraran que eran residentes en Myanmar antes de huir a Bangladesh. En este país son adelantadas las conversaciones para conseguir una salida a la crisis que deja un número incontable de víctimas.

Pese a esta oferta del gobierno de Myanmar se estima que sean pocos los que regresen dado que hace un buen tiempo el gobierno del país le quitó la ciudadanía a los Rohingyas por lo que son un pueblo sin estado.

Primera modificación : 02/11/2017

COMENTARIOS