Saltar al contenido principal
Londres

Una “conducta inapropiada” le costó el puesto al ministro de Defensa británico Michael Fallon

Michael Fallon deja 10 Downing Street después de una reunión de gabinete, en Londres, Reino Unido, el pasado 27 de junio de 2017.
Michael Fallon deja 10 Downing Street después de una reunión de gabinete, en Londres, Reino Unido, el pasado 27 de junio de 2017. Stefan Wermuth / Reuters
3 min

El ministro encargado de la defensa de Reino Unido se ve envuelto en un escándalo por poner su mano en la rodilla de una periodista en 2002. Gavin Williamson será su reemplazo.

Anuncios

“Diversas acusaciones sobre parlamentarios han salido a la luz en los últimos días, incluida alguna sobre mi conducta pasada”. Así empieza su carta de renuncia el ministro de Defensa británico Michael Fallon dirigida a la primera ministra Theresa May dada a conocer el pasado 1 de noviembre.

El hecho se da luego de que trabajadoras del Parlamento hicieran un pliego de acusaciones contra políticos y diputados. John Bercow, presidente de la Cámara de los Comunes, pidió medidas a los partidos contra el acoso.

El asunto en el que se ve envuelto Fallon, de 65 años, se remonta al año 2002 cuando durante una cena, le puso una mano sobre la rodilla a la periodista Julia Hartley-Brewer. El exministro explicó según EFE que se disculpó con ella "hace 15 años" y que ambos "lo consideran ahora un asunto cerrado".

“Acepto que en el pasado he caído por debajo de los estándares requeridos en las Fuerzas Armadas que represento”, se lee en la carta de dimisión del que sería uno de los pesos pesados del gobierno.

La respuesta de May al incidente que ha generado un revolcón en la clase política británica fue prudente. "Aprecio la forma especialmente seria como ha considerado su posición y el particular ejemplo que quiere dar a los hombres y mujeres militares y a otros", dijo la primera ministra.

Pero Fallon no es el único en el ojo de la opinión pública. La lista de las trabajadoras se extiende al viceprimer ministro Damian Green (acusado de haberle tocado la rodilla con la mano en un pub a una exmilitante del Partido Conservador de haberle enviado un SMS "sugestivo".

También Mark Garnier, ministro de Comercio, que reconoció haberle puesto a su secretaria un apodo ‘sexual’ y la mandó a comprar juguetes sexuales. Garnier reconoció su comportamiento.

Dawn Butler, ministra de la Mujer y la Igualdad: "una cultura que toleró o minimizó los abusos demasiado tiempo"

Otros políticos de varias corrientes también han sido mencionados y sancionados por comentarios misóginos. Dawn Butler, ministra de la Mujer y la Igualdad, reflexiona que estos eventos se deben “a una cultura que toleró o minimizó los abusos demasiado tiempo”, dijo en una carta dirigida a May.

Este 2 de noviembre, el gobierno anunció que Gavin Williamson reemplazará a Fallon en la cartera encargada, entre otras cosas, de combatir al terrorismo.

Mientras las denuncias cobran relevancia, la clase política británica está escandalizada por lo que fuera una “cultura del acoso sexual” en las más altas esferas de lo público.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.