Detenciones y allanamientos en Costa Rica por escándalo con cemento chino

Anuncios

San José (AFP)

Autoridades costarricenses detuvieron este viernes a un empresario y el gerente suspendido de un banco estatal como parte de una investigación de tráfico de influencias para la importación de cemento chino, informó la fiscalía.

Agentes de la policía judicial y la fiscalía llegaron en horas de la madrugada a una finca del empresario Juan Carlos Bolaños, eje del escándalo que involucra presiones a personas de los tres poderes del Estado para la obtención de millonarios créditos para importar el cemento desde China.

Simultáneamente fue detenido el gerente del estatal Banco de Costa Rica (BCR), Mario Barrenechea, actualmente suspendido, como parte de las indagatorias para determinar posibles irregularidades en la concesión de créditos por 30 millones de dólares a Bolaños sin las debidas garantías.

El Ministerio Público (fiscalía) dio a conocer en un comunicado las detenciones y allanamientos en dos casas de Bolaños y la residencia de Barrenechea.

"En las tres viviendas se pretende localizar prueba que permita avanzar la investigación del caso", indicó el comunicado de la fiscalía.

La diputada izquierdista Patricia Mora, quien integra una comisión legislativa que investiga el caso, celebró la detención como una prueba del funcionamiento del "estado de derecho".

Por su parte, el abogado de Bolaños, Juan Marcos Rivero, calificó al operativo de "un show mediático" por cuanto su cliente se había ofrecido a declarar ante la fiscalía y colaborar en todo lo que necesitaran.

Dijo que Bolaños ofreció entregar los documentos que fueron allanados en los operativos del viernes.

El escándalo, conocido popularmente como "el cementazo", estremeció el ambiente político de Costa Rica con denuncias que involucran a diputados, fiscales y hasta un juez de la sala penal de la Corte Suprema de Justicia en la trama de apoyo al negocio de Bolaños.

El presidente Luis Guillermo Solís despidió a la junta directiva del BCR por el escándalo mientras el Poder Judicial suspendió al fiscal general Jorge Chavarría y al magistrado de la sala penal Celso Gamboa para investigar su posible apoyo a los involucrados en el caso.