Jay Powell, un millonario elegido para la Fed

Anuncios

Washington (AFP)

Jerome 'Jay' Powell, un republicano y otrora banquero, fue elegido para relevar a Janet Yellen en el timón de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, con lo que sería la persona más adinerada en ejercer ese cargo.

Ya un alto miembro del banco central, Powell, de 64 años, implica una ruptura de precedentes y una señal a los mercados de que la Casa Blanca quiere darle cierta continuidad a la era Yellen, durante la cual la economía creció y se aumentaron cautelosamente las tasas de interés.

También relevará a la primera mujer que dirigió durante cuatro años la Fed y que, a diferencia de Powell, hizo carrera como académica en economía y desempeñó cargos en la Fed.

Trump se inclinó por Powell tras un proceso de selección que ventiló ampliamente, y a veces con bromas, incluso a través de redes sociales como Twitter e Instagram, y que incluyó consultas al aire a un conductor de televisión que lo entrevistó.

Algunos analistas dicen que Powell es una opción de término medio para Trump, quien quería romper definitivamente con la era Obama en la Fed pero también decía gustar de Yellen, en cuyo mandato una inflación baja y el sostenido crecimiento hicieron las delicias de los mercados.

Incluso el miércoles dijo que Yellen era "excelente".

Powell precisará ahora la confirmación del Senado pero ya ha pasado por ese proceso en 2012, cuando Barack Obama lo nominó.

Powell, un abogado que siempre votó con la mayoría de la Fed, es visto como un centrista y probablemente poco proclive a bruscos aumentos de tasas. Es considerado un republicano moderado y abierto a acompañar el programa de eliminación de algunas reglas económicas que prometió Trump.

"Ciertamente hay un rol para la regulación pero la regulación debe tomar siempre en cuenta cuánto impacta en los mercados", dijo a comienzos de mes en un discurso. "Mas reglamentaciones no es la mejor la respuesta ante cada problema", sostuvo.

- Constructor de consensos -

Powell también se hace eco del objetivo de la Casa Blanca de apurar el crecimiento de la mayor economía mundial. Trump quiere que Estados Unidos crezca a tasas de 3%.

Tras integrarse a la Fed, Powell estaba presente en 2013 cuando su entonces presidente, Ben Bernanke, empezó a aminorar la masiva compra de activos para apuntalar la economía tras la crisis de 2008-2009 y que actualmente Yellen está desarticulando.

Bernanke describió luego a Powell como moderador y "constuctor de consensos".

Antes de entrar a la Fed, Powell fue miembro del centro de estudios Bipartisan Policy Center y se le atribuye haber convencido a sus amigos republicanos a no llevar a Estados Unidos al borde de un default durante uno de los batallas sobre los límites del endeudamiento del gobierno.

Powell se cuenta también entre los más adinerados miembros de la Fed. A comienzos de este año se estimó su patrimonio neto entre 20 millones de dólares y 55 millones, tras casi una década como socio del gigante financiero Carlyle Group.

Randal Quarles, otro gobernador de la Fed recientemente nominado por Trump, también fue socio de Carlyle Grooup

Nacido en Washington, Powell fue designado secretario asistente del Tesoro a cargo de instituciones financieras en 1992 durante la presidencia de George H.W. Bush.