El M5E y la derecha de Berlusconi aspiran a ganar en Sicilia

Anuncios

Bagheria (Italia) (AFP)

Las viviendas ilegales de la playa de Bagheria tienen vistas impresionantes, pero son el emblema de la corrupción, tema central de las elecciones regionales del domingo en Sicilia, un ensayo general de las legislativas previstas en 2018.

El Movimiento Cinco Estrellas (M5E), la formación antisistema liderada por el cómico Bepe Grillo, y la derecha del exjefe de gobierno Silvio Berlusconi encabezan los sondeos electorales.

Muy por detrás se coloca el Partido Democrático (PD), de centroizquierda, actualmente en el poder, liderado por el ex primer ministro Matteo Renzi.

Los llamados "grillitos" del M5E apuntan a ganar en Sicilia, un paso clave para llegar al poder el próximo año en las elecciones generales, con lo que desintegrarían el tradicional sistema político italiano.

Para ello se han jugado la carta de la honestidad y la integridad contra los partidos tradicionales, todos involucrados en casos de corrupción en una región que goza de fuerte autonomía económica, al quedarse con el 70% de lo que recauda y recibir fondos para su desarrollo.

La estrategia del movimiento anticasta en toda Italia los ha premiado, por lo que lograron entrar por primera vez al parlamento en 2013.

El joven Patrizio Cinque, alcalde del movimiento anticasta en Bagheria, encara así su mandato en una ciudad en donde se concentran todos los problemas de Sicilia por la presencia de la mafia en sectores como la construcción de viviendas ilegales y la gestión de residuos.

La policía detuvo esta semana a unas 16 personas, incluido un jefe de la mafia local, por haber ordenado la ejecución de su propia hija, culpable de mantener una relación sentimental con un policía.

- Honestos en medio de un sistema corrupto -

El verdadero desafío en estas elecciones es determinar si la mafia sigue controlando las elecciones en Sicilia, como en el pasado, y cómo el movimiento antisistema encarará ese grave fenómeno.

Cosa Nostra, que está muy arraigada en la sociedad por su presencia en la economía y en las instituciones, representa un reto muy difícil de enfrentar.

"Creo que la mafia nunca ha estado tan presente en la política como hoy en día", explicó a la AFP Ambrogio Cartosio, fiscal de Sicilia y durante años magistrado antimafia.

Como en el pasado, la listas electorales sicilianas de todos los partidos presentan numerosos candidatos "impresentables", lo que confirma el profundo vínculo de la mafia con la sociedad.

Nello Musumeci, candidato por el partido de Berlusconi, Forza Italia, lucha en estas elecciones por distanciarse de algunos de sus compañeros de lista, incluido uno, acusado de por lo menos 22 crímenes.

El mismo Silvio Berlusconi es investigado por sus conexiones con los atentados ordenados por la mafia siciliana en toda en Italia de 1993 y por presuntos acuerdos secretos con la poderosa organización criminal.

El candidato para gobernador de Sicilia del M5E, Giancarlo Cancelleri, juega la carta de la honestidad y llegó a pedir observadores internacionales en las elecciones después de que la comisión parlamentaria antimafia reconociera que no podía garantizar la transparencia de las listas electorales.

El peligro de fraude en las elecciones es real: casi dos millones de italianos han recibido propuestas de dinero o favores en contra del voto al menos una vez en la vida, reveló en octubre la agencia nacional de estadísticas, Istat.

Luchar contra las actividades en las que opera la histórica organización criminal sigue siendo arriesgado.

El alcalde de Bagheria, que prometió demoler algunas de las 8.000 construcciones ilegales en su ciudad, es a su vez investigado por abuso de poder y malversación, lo que él niega.

Patrizio Cinque, de 32 años, está convencido de que la apertura de una investigación judicial contra él tiene como objetivo empañar su reputación y la del M5E poco antes de las elecciones.

En Sicilia, como en el resto de Italia, el movimiento de Grillo está convencido de que los italianos están decididos a darles una oportunidad, seguros de que la revolución hoy en día es ser honestos en medio de un sistema corrupto.