Saltar al contenido principal

La ONU cambia su respuesta a la crisis de los rohinyás por presión china

2 min
Anuncios

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP)

La fuerte oposición de China obligó al Consejo de Seguridad de la ONU a abandonar este lunes su plan de adoptar una resolución que exigía el fin de la violencia en Birmania, informaron fuentes diplomáticas.

En su lugar, emitió un comunicado que reclama el fin de los disturbios, pleno acceso de los cooperantes al estado de Rakáin y el regreso de cientos de miles de musulmanes rohinyás refugiados en Bangladés.

En ningún caso amenaza con sancionar al ejército birmano.

Francia y Reino Unido presentaron el pasado mes un borrador, pero fuentes diplomáticas afirman que China -aliado de Birmania y con poder de veto en el Consejo de Seguridad- señaló que la resolución no es la respuesta correcta a la crisis.

Tras largas negociaciones, China terminó aceptando el comunicado, que incluye los mismos puntos que la resolución pero tiene menos peso.

"Lo importante es el contenido", reiteró a la prensa el embajador adjunto británico, Jonathan Allen.

Desde agosto, más de 600.000 rohinyás han huido a Bangladés para escapar de una campaña militar birmana en Rakáin, que la ONU califica de "limpieza étnica".

Las autoridades birmanas afirman que su único objetivo es erradicar la rebelión musulmana del Ejército de Salvación Rohinyá de Arakán (ARSA).

Los rohinyás representan la mayor población apátrida del mundo desde que la junta militar les retiró la nacionalidad birmana en 1982.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.