Saltar al contenido principal

Una familia expoliada durante el nazismo recupera un Pissarro

Anuncios

París (AFP)

La justicia francesa restituyó este martes a los descendientes de un coleccionista judío expoliado durante el nazismo una pintura de Pissarro, desaparecida durante décadas hasta ser comprada legalmente en una subasta en 1995 por una pareja estadounidense.

La sentencia "ordena" que se entregue el cuadro "La cosecha" a los descendientes de Simon Bauer, cuyas obras fueron confiscadas en 1943 durante la ocupación de Francia por parte de la Alemania nazi.

El lienzo se halla actualmente bajo depósito.

"Jean-Jacques Bauer está feliz. Es uno de los cuadros más bellos de la colección de su abuelo", se felicitó el abogado de la familia Bauer, Cédric Fischer, contactado por la AFP.

Los esposos Toll, que compraron la obra por 800.000 dólares en una subasta de Christie's en Nueva York en 1995, deberán además pagar 8.000 euros (9.300 dólares) a la familia por los gastos judiciales.

Su abogado, Ron Soffer, anunció que la pareja apelará la sentencia.

"Mis clientes estarán muy decepcionados de no poder recuperar este cuadro por el que sienten tanto apego", reaccionó Soffer.

El letrado había defendido que sus clientes no conocían la historia del lienzo cuando la compraron. "En el catálogo de la venta, no se precisaba en ningún lugar que el cuadro había sido confiscado".

"La cosecha", llamada igualmente "La cosecha de guisantes", es una obra pintada en 1887 por el impresionista francés Camille Pissarro, en la que aparecen varias mujeres recogiendo guisantes en el campo.

Es uno de los 93 grandes cuadros de la colección de Simon Bauer, un gran apasionado del arte francés nacido en 1862, que hizo fortuna en el sector del calzado.

Su colección le fue confiscada durante la ocupación nazi y vendida por un comerciante de arte designado por el Comisionado de las Cuestiones Judías del régimen colaboracionista de Vichy.

Internado en julio de 1944 en el campo francés de Drancy, el coleccionista logró escapar a la deportación gracias a una huelga de los ferroviarios. Antes de morir, en 1947, recuperó una pequeña parte de sus obras. Sus descendientes prosiguieron su acción y actualmente una veintena de obras todavía no han sido recuperadas, según Fischer.

- Localizada en un museo parisino -

"La cosecha" reapareció brevemente en 1965 durante una venta, pero luego salió del territorio francés y se desvaneció nuevamente.

A principios de este año, la familia Bauer tuvo conocimiento de que la pintura estaba expuesta en el museo parisino de Marmottan, prestada por la pareja de coleccionistas estadounidenses, en el marco de una retrospectiva consagrada a Pissarro.

Los descendientes de Simon Bauer logaron que fuera colocada bajo depósito en el Establecimiento Público de los Museos de Orsay y de la Orangerie, mientras la justicia decidía su suerte.

La sentencia anunciada este martes se apoya en un decreto de abril de 1945 sobre la nulidad de los actos de expoliación.

El abogado de la pareja estadounidense defendió que sus clientes "no debían pagar por los crímenes de Vichy".

El tribunal reconoció la buena fe de los esposos Toll.

Durante una emotiva audiencia en octubre, ante los jueces civiles del Tribunal de Gran Instancia de París, habían explicado ser ellos mismos judíos y "muy sensibles" a la causa de la memoria del Holocausto.

Los descendientes de Simon Bauer estimaban no obstante que la pareja, grandes coleccionistas, "sabían" que el cuadro había sido expoliado.

El derecho a la restitución es "imprescriptible", había defendido su abogado.

Soffer deploró en cambio "esta decisión, que pone en una situación de inseguridad jurídica a los compradores que adquieren de buena fe obras de arte".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.