Macri recibe premio en Nueva York y llama a invertir en Argentina

Anuncios

Nueva York (AFP)

Al recibir un premio y reunirse con más de un centenar de empresarios en Nueva York, el presidente argentino Mauricio Macri criticó duramente el populismo y aseguró que no hay mejor lugar que su país para invertir.

"No van a encontrar ningún otro país con un potencial como el nuestro; necesitamos buenos socios", dijo Macri a inversores el martes tras recibir el premio "Insignia de Oro" del Consejo de las Américas, una organización fundada por el banquero estadounidense David Rockefeller hace 52 años que otorga este reconocimiento a líderes de la región.

El premio fue otorgado a Macri, que asumió la presidencia en diciembre de 2015 con una agenda reformista, por su "liderazgo visionario" y "transformador", aseguró Bill Rhodes, el presidente emérito del Consejo situado en una casona de más de un siglo de la elegante Park Avenue.

- Un país "confiable" y "previsible" -

Tenemos que ser "confiables, previsibles, tener un Estado de Derecho que permita inversiones privadas, y estamos trabajando en eso", dijo Macri en una breve entrevista con el célebre periodista estadounidense Charlie Rose, celebrada en un almuerzo en el Consejo con 140 presidentes de empresas y líderes del sector privado.

"Después de más de 100 años hemos logrado reducir los gastos, reducir el déficit fiscal, reducir la inflación, reducir los impuestos y al mismo tiempo crecer, y esto va a volver a suceder el año que viene", afirmó.

La economía argentina revirtió este año el derrumbe de 2,3% de 2016 y acumula un repunte de 2,4% entre enero y agosto.

El déficit fiscal supera 4% del PIB, antes del pago de la deuda. La inflación ronda 18% y el desempleo es de 8,7%.

"Atacar el déficit fiscal y reducir la inflación son los dos elementos clave para estabilizar la economía", estimó Macri.

Precisó que las metas son reducir "gradualmente" el déficit a 1% anual y tener una inflación de un solo dígito en 2019.

Las relaciones comerciales con Estados Unidos son buenas -Macri recordó que conoce a Donald Trump desde hace décadas y que jugó al golf con él cuando el ocupante de la Casa Blanca tenía 24 años- pero "hay temas pendientes por resolver, sobre todo (los sobrearanceles al) biodiésel y la (entrada de) carne argentina" al mercado estadounidense, dijo el canciller Jorge Faurie a periodistas.

"Estamos en un proceso negociador", acotó Faurie. Sobre la carne, explicó que es "una larga película de trámites sanitarios (...) con mucha burocracia de los dos lados".

"Lo importante es que tenemos un buen diálogo y eso nos permite seguir intercambiando ideas", añadió.

- "Terminar con las estafas" -

"Debemos mostrar al mundo que podemos deshacernos del populismo", dijo asimismo Macri sin hacer referencia directa a su antecesora peronista Cristina Kirchner (2007-2015).

La pregunta que más le hacen los inversores, contó, es si las reformas serán duraderas. Y él, cuya coalición Cambiemos recibió un fuerte espaldarazo en las legislativas de octubre, contesta que los ciudadanos quieren un cambio "y han entendido que ser potencialmente un país rico no alcanza, hay que desarrollar los recursos" y "terminar con las estafas, la corrupción, el proteccionismo".

El exvicepresidente argentino Amado Boudou fue detenido la semana pasada por supuesto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, en medio de una serie de medidas judiciales contra Kirchner y miembros de su gobierno por presunta corrupción.

Al llegar a Nueva York el lunes, Macri rindió homenaje a las cinco amigos argentinos que murieron en el atentado del 31 de octubre en Manhattan. Más tarde se reunirá con el Secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, con quien conversará sobre Venezuela, según el canciller.

En su diálogo con Charlie Rose, el presidente argentino dijo en relación a la situación en Venezuela: "No vemos la salida. La gente está abandonando el país, creo que ésto es parte del plan (del gobierno de Nicolás Maduro), sacar a los líderes que están tratando de recuperar la democracia".