Medio Ambiente

El glifosato, un herbicida en el centro de la polémica

El glifosato es uno de los herbicidas más usados en el mundo y una fuente de polémica a nivel internacional. Se utiliza en la agricultura a gran escala, así como en jardines y cultivos caseros para evitar la proliferación de maleza indeseada. Este ingrediente actúa directamente sobre las plantas interfiriendo con una de las enzimas esenciales para el crecimiento de estas.

Anuncios

Es no-selectivo, lo cual significa que mata cualquier planta que toque. Y por esta misma razón se suele aplicar solo en cultivos modificados genéticamente para aguantar el producto.

El 24 de octubre el Parlamento Europeo votó a favor de una resolución para que de aquí al 2022 se prohibiera cualquier uso de glifosatos en la Unión Europea y para que se prohibiera inmediatamente en usos domésticos. Sin embargo, esta resolución no obtuvo los votos necesarios en la Comisión Europea que tenía prevista una respuesta para el 25 de octubre. La sesión se pospuso hasta el 9 de noviembre.

En esta sesión la Comisión Europea quería renovar la licencia del uso del glifosato otros cinco años pero, una vez más, no obtuvo la mayoría necesaria para su aprobación. El herbicida tiene, por ahora, licencia válida en la Unión Europea hasta el 15 de diciembre de 2017, pendiente de una nueva reunión prevista para finales de noviembre en la Corte de Apelación. Si no se alcanza un consenso para la renovación de la sustancia, el glifosato no podrá ser comercializado en la Unión Europea a partir de mediados de diciembre.

Una de las mayores polémicas entorno a este herbicida radica en los posibles efectos adversos en la salud de las personas. En el 2015 la Agencia para la Investigación del Cáncer, afiliada de la Organización Mundial de la Salud, sacó un estudio que clasificaba al glifosato como posible cancerígeno. Sin embargo, desde entonces la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, entre otras organizaciones internacionales, han declarado la sustancia como segura para el uso en cultivos y jardines.

Estos informes se basan en el estudio único de la sustancia activa glifosato, pero muchos de los herbicidas que se utilizan tienen más de un componente. Es la mezcla de varios ingredientes la que preocupa a los detractores del uso de los agroquímicos.

El grupo de madres del barrio Ituzaingó Anexo, en Córdoba (Argentina) lleva desde el 2002 luchando para prohibir la fumigación con químicos en zonas urbanas. Su barrio lleva sufriendo los efectos de estas prácticas desde hace 15 años. En el 2012 ganaron un juicio que sentó un precedente en Argentina, estableciendo las distancias reglamentarias entre el foco de fumigación y zonas pobladas. France 24 tuvo la oportunidad de hablar con Vita Ayllón, una de las organizadores del esta asociación civil, para conocer más en detalle la situación de los vecinos.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24