Uruguay y finlandesa UPM acuerdan avanzar hacia construcción de planta de celulosa

Anuncios

Montevideo (AFP)

El gobierno de Uruguay y la empresa finlandesa UPM anunciaron este martes la firma de un acuerdo de inversión con miras a la instalación de una posible tercera planta de pasta de celulosa en el país sudamericano.

El acuerdo, un anhelo del gobierno de Tabaré Vázquez, posibilita a las partes continuar avanzando hacia el objetivo de construir la que, de concretarse, sería la mayor planta de las que existen en Uruguay, un país que desde la década de 1990 comenzó a apostar fuerte al complejo maderero-papelero.

La inversión en la usina, según UPM, será de unos 2.000 millones de euros.

La planta "traería impactos muy significativos para el desarrollo del país", expresó el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Alvaro García, en la presentación del pacto en la sede de la Presidencia uruguaya.

"En caso de confirmarse la segunda planta" de UPM, que ya explota otra en el litoral oeste del país, el gobierno prevé un "crecimiento permanente (anual) de 2 puntos porcentuales del PIB", un incremento de las exportaciones "del orden de los 1.000 millones de dólares anuales" y un aumento de la recaudación fiscal de 120 millones de dólares, dijo García.

Además, estimó la creación de puestos de trabajo en unos "8.000 empleos directos, indirectos e inducidos" por la usina.

El acuerdo establece compromisos de las dos partes en busca de que la planta de producción de pasta de celulosa para papel sea posible, pero no implica por parte de UPM un compromiso de construir la fábrica, que se instalaría en el centro del país, sobre el Río Negro al que vertería sus efluentes.

El "contrato de inversión establece los requisitos locales para una potencial inversión en una planta de celulosa. El contrato define los roles, compromisos y plazos de ambas partes, así como aspectos relevantes a ser acordados antes de la decisión final de inversión", aclaró la firma en un comunicado este martes.

El requerimiento principal de la empresa es la construcción de un sistema de vías férreas y el mejoramiento carretero necesario para canalizar su producción, en un país en el que existe un fuerte rezago en materia vial y el tren de carga como mecanismo de transporte es muy menor respecto al transporte de mercancías en camiones. También le exigen al gobierno que garantice una terminal portuaria apropiada para un volumen de producción que podría alcanzar dos millones de toneladas anuales.

El río Negro es una de las principales arterias fluviales de Uruguay y cruza el país de este a oeste, por el centro del territorio. Sobre sus márgenes se desarrollan emprendimientos agropecuarios y se erigen ciudades. Sus aguas albergan asimismo emprendimientos económicos no tradicionales, como la cría de esturiones para producir caviar.

Aunque el acuerdo de inversión se firmó, no existen aún estudios del potencial impacto ambiental de la planta sobre el río, que deberán ser realizados previo a su eventual instalación.