Cultura

Robert Max: “Los ríos en Latinoamérica son trágicos”

El río como figura poética tiene su propia tradición literaria. Pero nunca antes más de cien poetas de cinco continentes se reunieron para rendirle homenaje. En “OÍR ESE RÍO”, el río se resignifica como una fuente inagotable de historias.

Anuncios

La antología “OÍR ESE RÍO” es el homenaje literario que hacen 124 escritores de todo el mundo a los ríos. A través de la poesía, cada uno transmite en su lengua vernácula su propia mirada sobre esta figura “que es la última de nuestras prioridades”, dijo Robert Max Steenkist, uno de sus autores.

El colombo-holandés Robert Max Steenkist (“Después del mar”) y el argentino Esteban Charpentier (“Me lo pedía el corazón”), desde uno de sus encuentros en Europa en 2016, se marcaron el reto de convocar a poetas diferentes y crear un libro que resignificara a los ríos, literaria y medioambientalmente.

“Los ríos han sido esa fuente inagotable de historias, sentimientos, encuentros y despedidas. Pese a inspirarnos tanto, en las políticas medioambientales los ríos son la última de nuestras prioridades, y con la poesía se puede llamar la atención sobre su importancia”, dijo Robert Max a France 24.

Desde el río Nilo, hasta el Rin, pasando por el río Amarillo y el Amazonas. No importa. En “OÍR ESE RÍO”, cada poeta ve en los ríos su manera de entender la existencia, incluso desde opiniones y orillas opuestas, porque “si bien los ríos trazan fronteras, son los canales de comunicación que hemos tenido durante muchos siglos”, cuenta el editor.

Los autores convocantes compilaron esas miradas en 500 páginas, con los versos en el idioma original (en ruso, árabe, chino mandarín…), en español e inglés.

Los ríos, en la poesía africana, apelan a la fuerza, a la mitología y a la fertilidad. En cambio, algo que llamó la atención a Max es que “los ríos en Latinoamérica son trágicos y dramáticos, están marcados por este drama de las fronteras artificiales y las migraciones violentas”.

Esta obra antecede a otra titulada “Antología para la mariposa”, un poemario de Robert Max y la poeta búlgara Dimana Ivanova, dedicado a esta criatura. Pero esta última, explica su autor, está teniendo más caudal y pronto estará en más ciudades latinoamericanas.

“El acto de la poesía es sacudir las cosas de su significado, es subversiva. Si en esta antología se logra plasmar facetas del río que no existen en otras personas, ya es subversivo”.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24