Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Italia desafía a la UE con su presupuesto, ¿por qué?

Saber más

ÁFRICA 7 DÍAS

Refugiados de Sudán y Sudán del Sur se unen a través del deporte

Saber más

MIGRANTES

En Centroamérica y en Italia: entre la hostilidad y la solidaridad

Saber más

LOS OBSERVADORES

Saint-Louis, en Senegal, amenazada por el cambio climático

Saber más

LA ENTREVISTA

Luis Almagro: "no tenemos dudas, hay torturas en Venezuela"

Saber más

Medio Oriente

Hezbolá asegura que el primer ministro, Saad Hariri, está detenido en Riad

© Aziz Taher / Reuters | El líder del movimiento Hezbolá, Hasán Nasralá, en pantalla durante un encuentro en Beirut.

Vídeo de Leonardo Niño

Texto por Andrea Amaya

Última modificación : 02/02/2018

El líder del movimiento libanés Hezbolá no dudó en acusar a Arabia Saudita de haber “detenido” al primer ministro del Líbano, Saad Hariri, quien anunció sorpresivamente su dimisión la semana pasada desde Riad.

“El comunicado lo escribieron ellos y luego le impusieron arresto domiciliario y le impiden volver”. Así lo dijo en su discurso Hasán Nasralá, máximo líder del grupo parlamentario libanés Hézbola, para referirse al comunicado de renuncia que leyó Saad Hariri en la televisión saudí y que, según Nasralá, no fue escrito de su puño y letra.

El movimiento chií responsabiliza a Riad de la renuncia de Hariri y acusó al reino saudí de haber pedido a Israel que ataque al Líbano. “Arabia Saudita intervino de manera pública y sin precedentes, al obligar al jefe del Gobierno a dimitir”, agregó Nasralá en su discurso.

Hasán Nasralá: “la detención de Hariri es un insulto para el Líbano”

En el discurso televisado del líder chií, éste pidió la inmediata “liberación” de Hariri. Para las altas esferas de la política libanesa, la decisión del primer ministro ocurrió “bajo presiones y amenazas”.

Incluso, el presidente del Líbano y aliado de Hezbolá, Michel Aoun, insistió en la necesidad de que Hariri regrese a su país. Su renuncia no fue aceptada por Aoun, quien le ha pedido que lo haga personalmente, presentando las razones de su dimisión. “Su renuncia queda suspendida hasta que regrese al Líbano”, dijo.

Las declaraciones del mandatario libanés fueron hechas en un encuentro con los embajadores del Grupo de Apoyo Internacional al Líbano, formado por la ONU, China, Francia, Alemania, Italia, Rusia, Reino Unido, Estados Unidos, diplomáticos de la Unión Europea y de la Liga Árabe.

Con EFE

Primera modificación : 10/11/2017

COMENTARIOS