Saltar al contenido principal

Conmemoran aniversario del asesinato de jesuitas en El Salvador

Anuncios

San Salvador (AFP)

Con alfombras de sal teñida, en las que resaltaron los rostros de los seis jesuitas y las dos mujeres asesinados por el ejercito de El Salvador en noviembre 1989, estudiantes y académicos pidieron el sábado justicia y conmemoraron los 28 años del brutal crimen.

"La justicia es una deuda pendiente del Estado, porque la gente ha reparado más que ampliamente la muerte de los padres y sus colaboradoras con su ternura, su cariño y su recuerdo permanente", dijo a la AFP el sacerdote, José María Tojeira.

La madrugada del 16 de noviembre de 1989, en medio de una ofensiva guerrillera sobre San Salvador, efectivos del ahora proscrito batallón Atlacatl asesinaron a seis sacerdotes y dos empleadas en el campus de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA).

Entre las víctimas estuvo el español-salvadoreño Ignacio Ellacuría, rector de esa casa de estudios, y prominente defensor de la Teología de la Liberación.

Este sábado, abrazados por una fresca brisa en una calle al interior del campus de la UCA, decenas de estudiantes con sal teñida de colores confeccionaban alfombras, algunas de ellas mostraban los rostros de "los mártires" y reproducían algunas de sus frases.

Una de las alfombras más llamativa es una que mostraba ocho cruces simbolizando a las ocho víctimas y destacaba que el país necesita paz, salud, educación y protección al medio ambiente.

Como director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, Tojeira lamentó que el Estado salvadoreño haya sido "incapaz" de ver como "la gente buena" desea "verdad, justicia, reparación, reconciliación y perdón" en el múltiple crimen de la universidad y en otras masacres cometidas durante la guerra civil (1980-1992).

En la masacre también fueron asesinados los sacerdotes españoles Ignacio Martín Baró (vicerrector), Segundo Montes, Amando López y Juan Ramón Moreno, el cura salvadoreño Joaquín López, la empleada doméstica Elba Ramos y su hija Celina.

En virtud que en El Salvador solo fueron juzgados los militares que figuraban como autores materiales del crimen, un tribunal de España pidió a Interpol en enero de 2016 detener a 17 oficiales ya retirados del ejército por su implicación en el caso.

En agosto pasado, la Corte Suprema de El Salvador dejó sin efecto las órdenes de detención contra los militares requeridos por España.

"Necesitamos una justa distribución de la riqueza y justicia para detener la violencia social en el país", declaró William Mendoza, quien coordinaba la confección de la alfombra de las cruces.

Los actos conmemorativos cierran el próximo jueves con una misa en el campus de la UCA.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.