El primer ministro libanés afirma que "volverá pronto" a su país

Anuncios

Beirut (AFP)

El primer ministro libanés, Saad Hariri, aseguró el domingo que pensaba "volver pronto" a su país y afirmó que estaba "libre" en Arabia Saudita, donde se encuentra desde su sorpresiva dimisión, que sumió a Líbano en una nueva crisis política.

Unas horas antes, el presidente libanés, Michel Aoun, había considerado que "la libertad de Hariri fue restringida" en Arabia Saudita, mientras que la clase política libanesa planteó sus dudas acerca de la libertad de movimiento del jefe de Gobierno.

"Estoy libre aquí, si quiero viajar mañana, viajo", lanzó Hariri en una entrevista en Riad -su primera comparecencia pública desde que dimitió el 4 de noviembre- con la cadena de televisión libanesa Future, reiterando su llamado para que Irán no interfiera en los asuntos de Líbano y de los países árabes.

"Voy a volver a Líbano muy pronto para iniciar los procedimientos constitucionales necesarios", precisó el domingo por la noche Hariri, en alusión a su dimisión, que el presidente todavía no ha aceptado.

Al anunciar desde Riad que abandonaba el cargo, en un discurso difundido por la cadena Al Arabiya, Hariri había denunciado el "control" que ejercen Irán y Hezbolá, miembro de su Gobierno y cercano a Teherán, en los asuntos internos de Líbano.

El gesto de Hariri fue rápidamente percibido como un nuevo diferendo entre Arabia Saudita, sunita e importante apoyo de Hariri, e Irán, chiita y gran aliado del Hezbolá libanés.

Ambas potencias de Oriente Medio ya están enfrentadas en otros asuntos regionales, como las guerras de Yemen y Siria.

"En Líbano, no podemos continuar así, con las injerencias de Irán, con un movimiento político que practica estas injerencias con él", lanzó el domingo por la noche Hariri, refiriéndose a Hezbolá.

El viernes, el jefe de Hezbolá, Hasan Nasralá, había acusado a Arabia Saudita de tener "detenido" a Hariri, que tiene doble nacionalidad, saudí y libanesa. El responsable aseguró que su dimisión había estado dictada por Riad.

"Escribí mi dimisión de mi puño y letra y quise provocar un choque positivo", recalcó Hariri el domingo por la noche.