Economía

Calificadoras de riesgo declaran 'default' selectivo para la deuda de Venezuela

Fitch y Standard & Poor’s calificaron en ‘default’ selectivo o restringido la deuda externa de Venezuela por el incumplimiento en el pago o el retraso de giros de ciertos bonos. Gobierno afirma que cumple con sus obligaciones y acusa a Estados Unidos y la oposición de torpedear la economía del país.

Anuncios

Pocas horas después de la reunión del gobierno venezolano con sus acreedores, el 13 de noviembre, Standard & Poor’s rebajó la deuda soberana de Venezuela en moneda extranjera a ‘default’ por el incumplimiento en el desembolso de dos bonos globales emitidos con vencimiento en 2019 y 2024 y la colocó en grado SD o ‘default selectivo’, pero la calificadora consideró que es menos probable que Venezuela caiga en suspensión de pagos en su deuda en moneda local.

Un día después, la calificadora Fitch también se pronunció y colocó en ‘default’ o suspensión de pagos restringidos a la petrolera PDVSA por el retraso en el pago de bonos que vencieron el 27 de octubre y el 2 de noviembre. Esta calificación no implica que la petrolera esté en proceso de bancarrota, sino que no ha pagado a tiempo determinadas obligaciones financieras.

Fitch advierte, además, que la liquidez de PDVSA seguirá debilitándose debido a los precios del crudo, los pagos de deuda a corto plazo y las transferencias al gobierno central. La producción diaria de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) bajó en 130.000 barriles en octubre respecto del mes anterior, según cifras de la compañía difundidas el 13 de noviembre por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

De acuerdo con cálculos de la Asamblea Nacional (opositora), Venezuela tiene una deuda total cercana a los 150.000 millones de dólares, con abonos anuales cercanos a los 10.000 millones.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24