Crisis en Zimbabue

Zimbabue define una posible transición tras la intervención militar

Un grupo de soldados custodian un vehículo blindado fuera del parlamento en Harare, el 16 de noviembre de 2017.
Un grupo de soldados custodian un vehículo blindado fuera del parlamento en Harare, el 16 de noviembre de 2017. Philimon Bulawayo / Reuters

El presidente Robert Mugabe permanece bajo custodia de las fuerzas armadas y se reconoce como el legítimo gobernante del país. El líder opositor regresó a Harare y lo proponen para un posible gobierno de unidad.

Anuncios

Mientras Harare parece retomar su funcionamiento habitual, la incertidumbre persiste en torno al futuro del gobierno de Zimbabue. Luego de la intervención militar del 15 de noviembre que, según el Ejército, tiene como objetivo llevar ante la justicia a los “criminales” que rodean a Mugabe, las fuerzas políticas y sociales del país analizan los pasos a seguir.

Según fuentes de inteligencia citadas por la agencia Reuters, Robert Mugabe insiste en que sigue siendo el único gobernante legítimo del país y se resiste a la eventual mediación de un sacerdote católico que le propondría una salida airosa de su cargo.

De acuerdo con una fuente política consultada por Reuters, el sacerdote católico Fidelis Mukonori estaría actuando como intermediario entre Mugabe y los generales, con el objetivo de encaminar una posible transición leve y sin derramamiento de sangre para el mandatario de 93 años, que ha liderado el país desde su independencia de Reino Unido en 1980.

En ese sentido, informes de inteligencia zimbabuenses a los que tuvo acceso Reuters sugieren que el exjefe de seguridad Emmerson Mnangagwa, quien fue desplazado de su cargo como vicepresidente, habría estado planeando con los militares y la oposición una etapa posterior a Mugabe durante más de un año.

No obstante, el representante del partido gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue - Frente Patriótico (ZANU-PF) en Reino Unido, Nick Mangwana, matizó la situación al señalar que Mugabe sigue siendo el presidente de Zimbabue, sugirió que el mandatario “quizás está bajo custodia por su seguridad” y recalcó que las propias fuerzas armadas “están diciendo que él aún está al mando”.

La oposición de Zimbabue anunció el regreso de su líder y lo proponen para un gobierno de unidad

Alimentando la especulación sobre un posible plan para la transición ante una eventual salida de Mugabe, el líder de la oposición, Morgan Tsvangirai, que ha estado recibiendo tratamiento contra el cáncer en Reino Unido y Sudáfrica, regresó a Harare a última hora del miércoles, según comentó el vocero del partido opositor Movimiento por el Cambio Democrático (MDC).

En esa línea, el exministro de Finanzas de Zimbabue, Tendai Biti, aseguró el jueves que estaría dispuesto a trabajar en cualquier gobierno de unidad nacional que pudiera surgir tras la intervención militar, pero solo si Tsvangirai también estuviera a bordo.

Biti, que encabeza el Partido Democrático del Pueblo (PDP) y rompió su alianza con el MDC tras las elecciones de 2013, se mostró abierto a participar de las conversaciones “si Morgan (Tsvangirai) dice que sí”. “El país necesita un par de manos sólidas para que uno no tenga otra opción”, señaló el exministro de Finanzas del gobierno de unidad entre 2009 y 2013.

Diversas organizaciones piden la salida pacífica de Mugabe

En medio de la intervención militar, representantes de la sociedad civil se plegaron al pedido de una salida sin tensiones de Robert Mugabe. Un comunicado conjunto de más de 100 grupos civiles instó al presidente a dejar el cargo de forma pacífica y pidió al ejército que restaure el orden con rapidez y respete la constitución. En otro escrito conjunto, varias iglesias en el país hicieron una llamada a la calma.

Una exvicepresidenta del país, Joice Mujuru, que fue destituida en 2014, pidió “elecciones libres, justas y creíbles” tras un acuerdo de transición alcanzado entre varias comunidades. La paz sólo puede conseguirse “a través de la máxima moderación”, dijo a la prensa, señalando que se sentía alentada por los mensajes publicados hasta el momento condenando la violencia y defendiendo la paz.

Por su parte, un pastor que el año pasado lideró el movimiento en redes sociales #ThisFlag (“Esta bandera”), que derivó en las protestas más grandes contra el gobierno en una década, pidió a los ciudadanos que “se alcen por la paz”.

“¿Debemos esperar sentados, o debemos al menos participar en este proceso de transición?”, preguntó Evan Mawarire, instando a los ciudadanos a no esperar a que fueran los líderes regionales quienes mediaran el próximo paso.

Sudáfrica convoca una reunión de urgencia de los países del sur de África

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, en su calidad de mandatario de la Comunidad del Desarrollo de África del Sur (SADC), convocó a una reunión de urgencia para tratar la crisis derivada por la intervención militar en Zimbabue.

El encuentro se celebrará este 16 de noviembre a las 3 p. m. (hora local, 1 p. m. GMT) en Gaborone, la capital de Botswana. Al mitin acudirán los ministros de Asuntos Exteriores de Angola, Tanzania y Zambia, así como la ministra de Relaciones Internacionales y Cooperación de Sudáfrica, Maite Nkoana-Mashabane.

Zuma reclamó el 15 de noviembre al gobierno de Zimbabue y a las fuerzas armadas que “resuelvan el 'impasse' político de forma amistosa”, en un comunicado en el que expresaba su deseo de que la situación no desemboque en “cambios inconstitucionales de Gobierno, dado que eso sería contrario a las posiciones tanto de la SADC como de la Unión Africana”.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24