Oposición de Camboya

La Corte Suprema de Camboya desmantela la oposición

Agentes de policía hacen guardia frente al Tribunal Supremo de Phnom Penh, en Camboya, durante la resolución sobre el partido de la oposición. 11/16/2017
Agentes de policía hacen guardia frente al Tribunal Supremo de Phnom Penh, en Camboya, durante la resolución sobre el partido de la oposición. 11/16/2017 Samrang Pring / Reuters

La Corte Suprema del país asiático ilegalizó al principal partido de la oposición por traición y conspiración contra el actual gobierno del primer ministro Hun Sen.

Anuncios

El Tribunal Supremo de Camboya disolvió e ilegalizó este jueves al Partido de Rescate Nacional (PRCN), la principal fuerza opositora del país, bajo las acusaciones de traición y conspiración para derrocar al actual gobierno de Hun Sen.

Además de eso, la Corte inhabilitó de cualquier actividad política a 118 cargos de la formación opositora, muchos de ellos exiliados desde hace semanas, según informaciones de la agencia EFE. Esta inhabilitación supone no poder participar en política durante cinco años.

Entre los políticos cesados está el líder del PRNC, Kem Sokha, que lleva preso desde el 3 de septiembre tras ser acusado de conspirar junto a Estados Unidos y podría afrontar una pena de entre 15 y 30 años de cárcel.

El partido opositor rechazó las acusaciones. Pese a eso, no envió a ningún abogado al fallo del Tribunal en Phnom Penh, al considerar que el juicio es una maniobra de Hun Sen para perpetuarse en el cargo.

El primer ministro camboyano lleva en el poder desde 1985 con el Partido Popular de Camboya (CPP). Más de tres décadas que, antes de esta decisión, iban a estar en juego en las elecciones generales del 29 de julio de 2018.

Por esa razón, la organización Human Rights Watch declaró que las elecciones del próximo año serán “antidemocráticas” y “negarán a los camboyanos el derecho fundamental de elegir un gobierno de su elección”.

La decisión del Tribunal Supremo es inapelable y se basa en una reforma del Parlamento que permite al Tribunal prohibir partidos que conspiren. El diario de Camboya, The Phnom Penh Post, calificó a esta decisión como la “Muerte de la democracia”.

Camboya organizó sus primeras elecciones bajo democracia en 1993, con la ayuda de Naciones Unidas, después de la guerra civil ocurrida en el país. Un recuerdo que ha utilizado el primer ministro Hun Sen para alegar que, si su partido pierde los próximos comicios, otra guerra podría ocurrir.

Los Estados Unidos y la Unión Europea criticaron la decisión y amenazaron medidas punitivas.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24