Saltar al contenido principal

Los zimbabuenses esperan un "cambio" al salir de la crisis política

Philimon Bulawayo/ Reuters
Philimon Bulawayo/ Reuters Un habitante de Harare lee las noticias sobre el arresto domiciliario del presidente Robert Mugabe, el 16 de noviembre del 2017.

Después de que las fuerzas armadas tomaran control del país, una parte de la población de Zimbabue espera un cambio tras 37 años bajo el liderazgo de Robert Mugabe. El país se encuentra en una profunda crisis económica.

Anuncios

Días después de la intervención militar que fue provocada por la renuncia del vicepresidente Emmerson Mnangagwa pedida por el presidente Robert Mugabe, el funcionamiento de Harare, la capital de Zimbabue, parece volver a la normalidad. Sin embargo, el país queda en un limbo político.

Mientras que Robert Mugabe estaría en una especie de arresto domiciliario, una parte de la población estima que el momento para el cambio ya ha llegado. Antes considerado como el liberador del país, Mugabe es cada vez más criticado por sus presuntas violaciones a los derechos humanos y las restricciones impuestas a la disidencia.

El problema de la sucesión del presidente que debía ser remplazado por su esposa, Grace Mugabe, y la crisis económica que está atravesando el país africano habrían conducido al Ejército a intervenir.

Por el momento, las tensiones políticas se mantienen, aunque muchas organizaciones internacionales y la población piden una salida pacífica a esta incertidumbre política.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.