Elecciones Chile 2017

La sombra de Pinochet persigue las elecciones chilenas

Mario Ruiz / EFE

Han pasado siete elecciones después de la dictadura de Augusto Pinochet y su legado aún tiene efectos en las elecciones chilenas. La derecha parece estar en ventaja para volver al poder.

Anuncios

El 12% de los chilenos considera que Pinochet fue "uno de los mejores gobernantes del país", según una encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) realizada en septiembre y octubre de 2017. El exdictador dirigió el país de 1973 a 1990 instalando un régimen de ultraderecha que costó alrededor de 3200 vidas y transformó profundamente al país social, política y económicamente.

Veintisiete años después de la dictadura el candidato de ultraderecha a la presidencia, José Antonio Kast, reivindica abiertamente la dictadura de Pinochet, incluso en algunos de sus actos de campaña se oyeron gritos de “"¡viva Pinochet!".

Kast recientemente afirmó que si Pinochet estuviera vivo votaría por él, "separando todo el tema de los derechos humanos, el Gobierno de Pinochet para el desarrollo del país fue mejor que el de Sebastián Piñera", agregó.

El ultraconservador busca atraer el voto de derecha más extremo, ese que no ha tenido un candidato presidencial desde el retorno de la democracia hace 27 años.

Kats se ha manifestado en contra del aborto y el matrimonio homosexual; a favor de cerrar las fronteras a los migrantes y de indultar a los represores de la dictadura, y está de acuerdo con el porte masivo de armas para enfrentar la delincuencia. Sin embargo, en las encuestas el candidato no supera el 3% en las intenciones de voto.

Su posición y simpatía han llevado a Sebastián Piñera, quien se autodetermina de centroderecha y es el gran favorito para ganar las elecciones de este domingo, a inclinar su discurso más hacia la derecha para evitar la fuga de votantes.

"Piñera no es pinochetista pero necesita del pinochetismo”, dijo a AFP Raúl Elgueta, analista de la Universidad de Santiago. Y lo necesita porque son precisamente los votos que le arrebata Karst los que le obstaculizan el ganar en primera ronda con el 50% ya que si la abstención se dispara, y mantiene la tendencia creciente de los últimos 20 años, habría una segunda vuelta.

Según la reciente encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) el 44% de los chilenos respalda al expresidente Piñera y el 19.7% al oficialista Alejandro Guillier.

El legado político y económico de Pinochet se mantiene en el país aunque la popularidad del exdictador ha disminuído. El sistema económico de libre mercado instaurado en la dictadura está casi intacto, al igual que el sistema de pensiones y la Constitución.

Recientemente la mandataria saliente, Bachelet, modificó el sistema electoral binominal herencia de la dictadura, y ahora busca hacer lo mismo con el sistema educativo.

Los cambios se han dado lentamente en la sociedad chilena que se ha acostumbrado a vivir bajo la sombra del modelo de Pinochet.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24