ARGENTINA

“Ruido” en área de búsqueda no proviene del submarino perdido

El submarino militar argentino ARA San Juan y la tripulación se ven saliendo del puerto de Buenos Aires, Argentina el 2 de junio de 2014.
El submarino militar argentino ARA San Juan y la tripulación se ven saliendo del puerto de Buenos Aires, Argentina el 2 de junio de 2014. Armada Argentina - vía Reuters

Por pocas horas se abrió una nueva esperanza para encontrar al ARA 'San Juan', desaparecido desde hace cinco días en el Atlántico. El ruido que se detectó no proviene del sumergible, confirman las autoridades.

Anuncios

Cada hora que pasa aumenta la angustia en Argentina. El submarino ARA ‘San Juan’, perdido hace cinco días en el Atlántico sur con 44 personas a bordo, aún no se reporta.

Este 20 de noviembre el aparato, que salió del puerto de Ushuaia, debía llegar a Mar del Plata según los estimados tomando un día de más por las extremas condiciones climáticas, lo cual no sucedió.

Después de que el optimismo fuera reactivado gracias al “ruido permanente” que fue grabado por dos embarcaciones y que fue investigando por las autoridades encargadas del caso, se difuminó en la noche del lunes.

Enrique Balbi, vocero de la Armada, dijo que el ruido fue analizado y los expertos determinaron que el sonido se acerca más a fuentes "biológicas" que a herramientas pegando contra el casco, como reportaron algunos medios entre las hipótesis.

“Es un ruido dentro del área de operaciones. Es una variable objetiva. Hay que procesarla, corroborar y ver de qué se trata”, había señalado Balbi temprano. El oficial pidió cautela pero se mostró optimista frente a esta nueva hipótesis que abrió una nueva esperanza para las 44 familias de los operarios.

Según las autoridades, el ruido fue escuchado primero por una corbeta de la Armada a través de sus cascos "en forma pasiva", para seguidamente ser detectado también por otro destructor que se acercó al lugar donde se desarrolan los operativos.

Esta noticia se da mientras se ha desplegado un operativo internacional en el Atlántico donde Estados Unidos, Reino Unido, Colombia, Chile, Brasil, Perú y otras naciones han llevado a la zona barcos, aviones y elementos de alta tecnología para intentar encontrar el navío construido en 1983.

Las llamadas satelitales no provenían del ARA 'San Juan'

Sobre los siete intentos de llamadas satelitales que se detectaron el sábado 18 de noviembre, y que revivieron la esperanza de los familiares, se descartó que hayan sido emitidas por la embarcación. Esa fue la amarga conclusión de la empresa encargada de hacer el informe sobre las ondas recibidas.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, confirmó que “se investigaron todas las señales en el espectro del área de operaciones. Han analizado 400 señales radioeléctricas en la frecuencia de comunicación satelital. Hubo siete intentos pero no corresponden al submarino ARA San Juan”, dijo el oficial.

"Una operación compleja" en condiciones metereológicas "pésimas"

Pero mientras se confirma la información que contendría el “ruido” que abrió la nueva esperanza, las embarcaciones destinadas al rescate enfrentan condiciones meteorológicas “pésimas”, en palabras de la Armada Argentina.

“Esta es una operación compleja, muy importante, la mayor de la que se tenga memoria en los últimos 30 años”, remarcó Balbi.

Desde el Destructor ARA Sarandí se registraron algunas imágenes del operativo donde se puede ver el poderío de las olas de hasta seis metros.

Imágenes de los operativos desde el destructor ARA Sarandí

Gabriel Galeazzi: "El submarino salió a la superficie e informó de un mal funcionamiento"

Una de las hipótesis que se han barajado fue la de una falla eléctrica. Gabriel Galeazzi, comandante naval, dijo a los periodistas que el submarino había surgido de las profundidades y reportó un mal funcionamiento eléctrico antes de que desapareciera a 432 km de la costa, según Reuters.

"El submarino salió a la superficie e informó de un mal funcionamiento, por lo que su comando terrestre ordenó que regresara a su base naval en Mar del Plata", dijo el oficial. Galeazzi confirmó que después de reportado el desperfecto, “aparentemente se habría logrado solucionar” el cortocircuito.

Argentina sigue en vilo mientras el “ruido” es procesado.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24