"Alivio" en la Agencia Europea de Medicamentos por el traslado a Ámsterdam

Anuncios

Londres (AFP)

El director de la Agencia Europea de Medicamentos, obligada a irse de Londres por el Brexit, expresó este martes su "alivio" por conocer su futura sede, Ámsterdam, aunque lamentó la posible pérdida de personal por la mudanza.

Que haya "menos incertidumbre es una buena noticia, así que el ánimo es muy alto", dijo el director ejecutivo de la EMA (según sus siglas en inglés), Guido Rasi, en una rueda de prensa en su actual sede en el distrito financiero de Londres.

"Hay alivio porque tenemos una decisión", añadió.

En una reunión en Bruselas el lunes, la UE decidió el traslado de la EMA a Ámsterdam antes que a otras ciudades candidatas como Milán, finalista, y Barcelona, que fue eliminada en la primera ronda de votaciones.

Rasi no habló del fracaso de la candidatura de la capital catalana, del que se culparon mutuamente independentistas catalanes y el gobierno español.

Además, la UE decidió el traslado de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) de Londres a París.

Ambas agencias emplean a unas 1.000 personas cada una, en su mayoría personal altamente cualificado.

La EMA empezará a operar en Ámsterdam el 30 de marzo de 2019, al día siguiente de la fecha fijada para que el Reino Unido abandone le UE.

"Ámsterdam cumplía muchos de nuestros requisitos", dijo Rasi, alabando la "excelente conectividad" de la capital holandesa. "Ofrece vivienda, ofrece hoteles en los alrededores. Ofrece toda la infraestructura", agregó.

Sin embargo, Noel Wathion, responsable del grupo de la EMA dedicado a la mudanza, explicó que la sede proporcionada por Ámsterdam no podrá inicialmente acoger a todo el personal de la agencia y que una parte tendrá que trabajar temporalmente en unas oficinas cercanas.

Rasi señaló que el estudio más optimista del que disponen pronostica que el 81% de los empleados aceptará el traslado.

Sin embargo, "vamos a perder 200 personas. Eso significa que tenemos que vigilar cuidadosamente en que áreas específicas vamos a perder para contar con un plan para compensar estas pérdidas".

"El principal reto no es la ubicación física", añadió Rasi, "sino preservar una actividad que beneficia a todos los ciudadanos de Europa".

La EMA cuenta con farmacéuticos, biólogos, médicos y bioquímicos que se encargan de decidir qué medicamentos pueden comercializarse en la UE.