Cientos de migrantes serán retenidos en una prisión en España

Anuncios

Madrid (AFP)

Casi 500 migrantes llegados a España tras la interceptación de sus embarcaciones serán retenidos en una prisión cerca de Málaga, levantando críticas de una ONG de defensa de los derechos humanos contra el ministerio del Interior, que se dice desbordado.

"Consideramos que es mucho mejor que estén en un centro dotado con las últimas tecnologías, medios sanitarios, duchas, calefacción, cama, campos de deportes..., que ponerlos en algún campamento como se ha visto en otros países", se excusó el ministro Juan Ignacio Zoido este martes en la radio Onda Cero.

El día antes, su ministerio anunció la decisión de albergar a estos migrantes, llegados a las costas del sur del país, en el centro penitenciario de Archidona, cerca de Málaga (sur), ante la falta de espacio en los centros de retención habituales.

Según Interior, 962 personas llegaron por mar desde el jueves 16 de noviembre, 562 de ellas de Argelia.

La mitad de ellos fueron interceptados cerca de las costas de Murcia, donde terminaron desembarcando.

Este martes, otras 48 personas llegaron a esta ciudad, explicó la Cruz Roja a la AFP.

"No podemos consentir, porque lleguen tantas pateras y que las podemos rescatar del mar, que queden en libertad esas personas, porque han colapsado el sistema", añadió Zoido, advirtiendo del "efecto llamada" que puede suponer para las mafias dedicadas a esta actividad.

Pero el traslado de estos migrantes a una prisión, a pesar de contar con autorización judicial, fue duramente criticado por ONG locales como Málaga Acoge.

"Estamos radicalmente en contra", declaró a la AFP su director, Alejandro Cortina, señalando que los extranjeros no pueden ser retenidos en cárceles.

"Hay dudas sobre si habrá equipos de detección de víctimas de trata o de si un juez supervisará la instalación" como en el caso de los centros de internamiento para extranjeros.

El Servicio Jesuita a Migrantes, que los asiste en los centros de retención, también consideró que la decisión viola "derechos y garantías constitucionales" y "criminaliza injustamente a personas que solo han cometido una infracción administrativa".

El centro penitenciario de Archidona, construido recientemente, deberá empezar a albergar a presos en 2018.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, 17.687 migrantes llegaron por mar a España hasta el 15 de noviembre, contra 5.445 en el mismo periodo de 2016.

Todavía por detrás de Italia (114.000) y Grecia (25.000), España es una opción cada vez más utilizada para las mafias que trafican con migrantes para evitar el paso por la inestable Libia.