El nuevo Congreso chileno en cinco puntos

Anuncios

Santiago (AFP)

El Congreso chileno ganó en diversidad tras una elección general que el domingo repartió escaños a 'outsiders' y se sacudió con la irrupción del Frente Amplio, una coalición de izquierda que se estrenó con una bancada de 20 diputados y un senador.

El nuevo presidente -que se definirá en un balotaje en diciembre entre el expresidente Sebastián Piñera y el oficialista Alejandro Guillier- gobernará sin mayoría absoluta en el Congreso. El partido de Piñera (Chile Vamos) tendrá 19 bancas en el Senado y 73 en Diputados, mientras que el conglomerado de centroizquierda que apoyó a Guillier (La Fuerzas de la Mayoría) tendrá 14 escaños en la Cámara Alta y 43 en la Baja.

- Cambio de sistema y caras nuevas -

El estreno del sistema proporcional, que reemplazó a una fórmula heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), renovó la Cámara de Diputados eligiendo a 155 miembros y a 23 senadores, que completan a los 43 miembros en la Cámara Alta.

Los cambios se reflejaron en los resultados y noventa y dos diputados y 17 senadores se estrenarán en el Congreso, la mayor renovación del Parlamento desde la vuelta a la democracia en 1990, con un avance en la representación femenina que pasó de 15,8% a 22,5%.

- Exlíderes estudiantiles mantienen el poder -

Los exlíderes estudiantiles que acorralaron a Piñera en 2011 con manifestaciones que movilizaron a cientos de miles de jóvenes en busca de la gratuidad en la educación demostraron que llegaron para quedarse. Las comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola retuvieron con luz sus bancas en la Cámara Baja.

Asimismo, los diputados Gabriel Boric, Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic también confirmaron su fortaleza y retuvieron sus bancas con el Frente Amplio, la coalición de partidos que fundaron y que en pocos meses se transformó en la sensación de la política chilena.

"Estamos muy sorprendidos todavía y emocionados, procesando el respaldo que se nos dio ayer", comentó Jackson a T13.

- Históricos con suerte dispar -

Ganadores de mil batallas sucumbieron el domingo ante el voto castigo de los electores. Figuras relevantes del actual Senado como Ignacio Walker y Andrés Zaldivar (demócratas cristianos) dijeron adiós a sus bancas.

En la vereda ganadora, Isabel Allende -hija del expresidente socialista Salvador Allende- fue reelecta y mantendrá su banca en el Senado. Premio consuelo para la socialista que este año coqueteó con la disputa presidencial, pero retiró su candidatura para evitar disputas a la interna de la coalición gobernante (Nueva Mayoría).

- Un mapuche al Senado -

Francisco Huenchumilla, el senador mapuche. Así titularon los medios locales este lunes la elección del exintendente de la Araucanía, sur del país y escenario del eterno conflicto mapuche.

Huenchumilla tendrá la tarea de negociar desde el Congreso una salida a las reivindicaciones de un pueblo originario que exige la restitución de tierras que están en manos de privados, en su mayoría empresas forestales.

- Maratonista olímpica al Congreso -

En Rio-2016 Erika Olivera cruzó por quinta vez la meta del maratón olímpico y marcó un nuevo récord en la competencia. El domingo, la exatleta ganó la carrera electoral y resultó electa diputada por Santiago.

"Venir del mundo del deporte te abre otra visión respecto de lo que es la vida en si y eso para la gente tiene un gran valor, me han dado las gracias por lo que entregué a Chile", dijo la exatleta.

Exintegrantes de programas televisivos de realidad, actores y músicos se suman a la lista de nuevas caras del Congreso que tomará funciones el 11 de marzo.