Ellas hoy

Reporteras de guerra: el desafío de ser mujer en una zona de conflicto

Este programa de ‘Ellas hoy’ está dedicado a las que consagraron su vida a informar desde lugares peligrosos o con conflictos declarados. La corresponsal de France 24 en Irán, Catalina Gómez, y la periodista internacional española, Carolina Valladares, relataron su experiencia tras años de cubrimientos en Medio Oriente.

Anuncios

Su testimonio tiene una relevancia especial, pues es limitada la información disponible sobre la situación de las reporteras de guerra en el mundo. Aunque algunas organizaciones no gubernamentales publicaron reportes, los datos no están actualizados y no profundizan sobre el papel de la mujer.

Un comunicado emitido en 2015 por la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) indicó que "cada vez más mujeres ejercen el oficio de periodista, en una profesión que sigue siendo mayoritariamente masculina"; el problema es que, según la misma organización, muchas prefieren guardar silencio sobre las dificultades y los riesgos que enfrentan.

En reconocimiento de esos desafíos, el ‘Manual de Seguridad para Periodistas’, difundido en 2015 por RSF y con el apoyo de Naciones Unidas, dedicó parte de un capítulo a dar consejos para las comunicadoras.

Entre las recomendaciones están: el respeto del código de vestimenta local, el uso de varias capas de ropa holgada, que no revele curvas femeninas y la utilización bajo las prendas de un vestido de baño de una sola pieza; también se sugiere usar zapatos cómodos para correr fácilmente.

De acuerdo con el contexto cultural, se aconseja no fumar, no beber alcohol, no dar la mano a los hombres y no reírse, para no mostrar signos de promiscuidad.

En caso de que sea inminente una agresión, la reportera debe intentar vomitar o ensuciarse para asquear al agresor; adicionalmente, puede decir que tiene el virus del VIH, o que está en su período menstrual.

Aunque podrían parecer exageradas, muchas medidas de prevención surgieron a partir de casos como el de Lara Logan, periodista sudafricana que fue abusada sexualmente y agredida. Según ella misma relató, fue atacada por una turba de unos 300 hombres durante las celebraciones por la renuncia del dictador Hosni Mubarak en 2011.

Son muchos los escenarios violentos a los que enfrentan diariamente las reporteras y, de hecho, un informe de 2014, de la fundación internacional de mujeres en los medios, IWMF por sus siglas en inglés, evidenció cientos de casos de periodistas que alguna vez sufrieron algún tipo de intimidación, amenaza y abuso en el ejercicio de su profesión.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24