Experto confía en escenario optimista para el submarino argentino desaparecido

Anuncios

París (AFP)

El experto francés Dominique Salles, excomandante de submarino y presidente de una asociación francesa de antiguos submarinistas, la AGASM, mantiene una "esperanza razonada" de que el sumergible argentino desaparecido desde hace seis días esté esperando su rescate en la superficie.

PREGUNTA: ¿Qué hipótesis tiene sobre la desaparición del submarino "San Juan"?

RESPUESTA: En un submarino, los incidentes más graves que uno puede temer son una filtración de agua y un incendio. En los submarinos modernos, incluso en los que fueron concebidos en los años 1980-85, las medidas de seguridad intrínsecas y el entrenamiento de la tripulación permiten normalmente combatirlos y limitar sus consecuencias.

Si hubo una filtración de agua, y si no es demasiado importante, la tripulación puede detenerla y evacuar el agua.

Si fue un incendio, los medios de extinción y de aislamiento permitirían a los tripulantes limitar el siniestro.

El submarino tiene en principio una boya que puede lanzarse en caso de naufragio, ya sea de forma manual o por un automatismo tipo "hombre muerto" [lanzamiento autónomo si no hay nadie al mando] que emitirá señales de socorro. De momento no se recibieron dichas señales, por lo que hay motivos para pensar que podría estar en la superficie.

P: ¿Es seguro que el submarino espere asistencia en superficie?

R: Si está en superficie se encuentra en una situación que no es estable pero sí segura. Estanco y flotando sobre sus lastres, no puede hundirse. En un mar embravecido, será sacudido con fuerza, especialmente si no puede mantener un rumbo (por la ausencia de propulsión).

P: Y en esta hipótesis, ¿por qué no se puede dar con él? ¿Por qué no se comunica?

R: Lo que los aviones de patrulla marítima y los satélites intentan detectar actualmente, en superficie, es la torreta del submarino, ya que en un mar en malas condiciones la parte delantera y la parte trasera están sumergidas bajo las olas.

Una torreta de submarino es un conjunto metálico de menos de 10 metros de largo y unos 3 o 4 metros de alto. En mares con olas de 7 a 8 metros, como ocurrió en los últimos días, no sorprende que haya dificultades para detectarlo.

Además, si las olas cubren las antenas del submarino, los mensajes no pueden emitirse. Los problemas eléctricos también pueden impedir cualquier tipo de emisión por radio.

Se trata de un buque de guerra que tiene los medios y los efectivos capaces de realizar reparaciones importantes. Que no se haya activado una baliza de socorro estaría justificado por el hecho de que la tripulación considere ser capaz de controlar la situación.

P: ¿Y si el submarino está en el fondo?

R: La tripulación puede subsistir varios días, pero no puedo dar indicaciones precisas. Dispone de medios de emergencia para absorber el dióxido de carbono y fabricar oxígeno, pero el tiempo es limitado.

Si la tripulación está en el fondo, es claro que no se mueve para ahorrar oxígeno. Recuerden los mineros de Chile.

P: ¿Hasta qué profundidad puede resistir la presión un submarino de este tipo?

R: Una embarcación de este tipo puede navegar hasta una profundidad de 300 metros. No obstante, el trayecto Ushuaia-Mar del Plata (que en teoría debía seguir el "San Juan"), está en la plataforma continental, donde la profundidad nunca supera los 200 metros. El casco de este submarino soporta sin aplastarse profundidades de hasta 600 metros.

Si la embarcación está en el fondo con una filtración de agua, la tripulación puede sufrir algunos bares de presión. Los tripulantes, al ser rescatados en una campana a la misma presión de a bordo, harían después una parada de descompresión en una cámara en la embarcación de rescate.

Parece que los estadounidenses llevaron al lugar los medios idóneos. Y quiero creer que el submarino no está en el fondo.