Presidente de Níger pide a la CPI que investigue la venta de migrantes en Libia

Anuncios

Niamey (AFP)

El presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, pidió el lunes por la noche a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue la venta de migrantes africanos como esclavos en Libia.

"La esclavitud es un crimen contra la humanidad y aprovecho la ocasión para hacer un llamamiento a la Corte Penal Internacional para que aborde este caso", declaró a la radio nacional el presidente Issoufou, a su regreso de la ciudad alemana de Bonn, donde asistió a la COP23.

La cadena de televisión CNN emitió la semana pasada una filmación de una aparente subasta en Libia, en la que hombres negros eran presentados a compradores del norte de África como posible mano de obra para el campo y eran vendidos por apenas 400 dólares.

Issoufou, que ya había mostrado su indignación el jueves, volvió a condenar esta "práctica ruin" y aseguró que su país se "tomaba muy en serio este asunto" y se comprometerá a aportar su contribución para acabar con él.

Las autoridades nigerinas convocaron el domingo al embajador de Libia en Niamey, Abdulá Ali Beshir, para transmitirle el enfado de Issoufou.

"Nosotros, los libios, estamos tan indignados como vosotros, no tenemos bastantes palabras para calificar tales actos", declaró Beshir en una televisión nigerina.

El diplomático libio acusó "a redes criminales que no tienen religión, color ni nacionalidad" de estar al origen de la venta de migrantes.