Rusia está abierta a nueva pesquisa de armas químicas en Siria

Anuncios

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP)

Tras vetar la renovación del mandato del panel de la ONU que investigaba los ataques químicos en Siria, Rusia dijo este miércoles estar abierta a la formación de un nuevo grupo para realizar la pesquisa.

El embajador de Moscú ante la ONU, Vassily Nebenzia, dijo a los periodistas que el "JIM está muerto", en alusión al Mecanismo de Investigación Conjunta (JIM) cuyo mandato no fue renovado tras dos años de investigación para determinar quiénes eran los responsables de los ataques químicos en Siria.

"Estamos listos para hablar sobre el establecimiento, la creación, de un nuevo mecanismo que reemplace el JIM y haga el trabajo de una forma verdaderamente profesional, objetiva e imparcial", dijo Nebenzia tras una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad.

La semana pasada, Rusia usó su poder de veto dos veces para bloquear la renovación del JIM, que el mes pasado concluyó que la fuerza aérea siria lanzó gas sarín en la ciudad de Jan Sheijun, controlada por la oposición y donde murieron decenas de personas.

El ataque del pasado 4 de abril desató la ira mundial al divulgarse imágenes de niños moribundos, y llevó a que Estados Unidos a lanzar misiles contra una una base aérea siria días después.

Rusia rechazó esas conclusiones al considerar que la investigación fue deficiente al basarse en testigos que según Moscú están relacionados con la oposición al presidente Bashar al Asad.

Nebenzia dijo que el "JIM se ha desacreditado completamente. No puede continuar de la forma actual".

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW) debe presentar otros reportes de sus misiones en Siria que también investigan el uso de armas químicas.

Un reciente reporte de la OPCW concluyó que también se usó sarín en otro incidente el 30 de marzo en la ciudad de Latamneh.

"Aunque no tengamos el JIM, requerimos de algo cuyo trabajo sea mirar esos reportes de la OPCW y determinar cuál de las partes en Siria es responsable por cada uso de armas químicas" en la guerra que ya dura seis años, dijo el embajador británico Matthew Rycroft esta semana.

Estados Unidos acusó a Rusia de acabar con el JIM con su poder de veto para proteger al gobierno de Asad, su aliado.