Los socialdemócratas alemanes, dispuestos a "hablar" para salir de la crisis

Anuncios

Berlín (AFP)

La dirección del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) afirmó este viernes por la mañana estar abierta a conversaciones para intentar sacar al país de la actual crisis política, abandonando así su oposición a la idea de una alianza con la conservadora Angela Merkel.

"El SPD está convencido de que hay que hablar, el SPD no se cerrará a la discusión", declaró de madrugada su secretario general, Hubertus Heil, tras ocho horas de reunión de sus principales dirigentes bajo la égida de su presidente, Martin Schulz.

Hasta ahora, Schulz había rechazado categóricamente la idea de prolongar la actual coalición entre su partido y los conservadores de Merkel tras las elecciones legislativas de septiembre, marcadas por la derrota del SPD, pese a las dificultades del país para formar un nuevo gobierno. Hasta ahora, había sido favorable a la opción de nuevas elecciones.

Pero la presión crece en el seno de su movimiento para que cambie de rumbo, sobre todo desde que el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, también socialdemócrata, dijo querer evitar unos nuevos comicios y llamó a todos los partidos a mostrar apertura. Steinmeier se reunió el jueves con Schulz para tratar este tema.

"El SPD no se puede comportar como un niño malhumorado en su rincón", declaró el jueves por la noche uno de los pesos pesados del partido, el actual ministro de Justicia, Heiko Maas.

Otras voces del SPD se pronunciaron a favor de apoyar un gobierno minoritario dirigido por los conservadores, una opción que Merkel ha rechazado hasta ahora llevar a cabo, como le permite la Constitución alemana, para no tener que "buscar una mayoría para cada decisión".