Saltar al contenido principal

Irak persigue en el desierto a los yihadistas que huyen de las ciudades

Anuncios

Bagdad (AFP)

Las fuerzas iraquíes abrieron este sábado un tercer frente para perseguir a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) que se replegaron en el desierto tras ser expulsados de las ciudades, indicó a la AFP un oficial iraquí.

Este sábado lanzaron la persecución de los yihadistas a partir de la provincia occidental de Al Anbar.

El jueves habían comenzado la ofensiva a partir de las provincias de Saladino (centro) y Nínive (norte).

"El ejército iraquí y los combatientes tribales lanzaron una ofensiva al norte de Rawa en dirección a Baiji (provincia de Saladino) y del norte de Qaim hacia la provincia septentrional de Nínive", afirmó a la AFP uno de los generales al frente de la operación.

"El objetivo de la operación es limpiar de yihadistas el desierto hasta la frontera siria y perseguir a los terroristas que huyeron de las ciudades liberadas hacia el desierto", agregó.

"La batalla del desierto es muy importante, pues desde ahí Dáesh (acrónimo de Estado Islámico en árabe) puede atacar nuestras líneas de defensa, viniendo de Siria, y alcanzar las provincias de Saladino, Kirkuk, Mosul y Al Anbar", dijo por su parte Abu Mahdi al Muhandess, el "número dos" de las fuerzas paramilitares Hachd al Chaabi (Unidades de Movilización Popular, UMP).

Las operaciones se llevan a cabo en una superficie de 27.000 km2 a caballo de las tres provincias, indicó el responsable.

El martes, el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, declaró que cuando se expulse a los yihadistas del desierto, Irak podrá proclamar la "derrota total" del EI.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.