Muere un policía en unos enfrentamientos con manifestantes que bloquean Islamabad

Anuncios

Islamabad (AFP)

Un policía murió este sábado en unos enfrentamientos entre las fuerzas del orden paquistaníes y cientos de manifestantes islamistas a los que tratan de desalojar del principal acceso a Islamabad, que bloquean desde hacer tres semanas, indicó una fuente de seguridad.

Según un portavoz de la policía de Islamabad, el policía murió tras recibir una pedrada en la cabeza.

Al menos 43 personas, entre ellas 30 miembros de los cuerpos de seguridad, resultaron heridas y tuvieron que ser trasladadas al Instituto de Ciencias Médicas de Pakistán, el principal hospital de la capital, según un portavoz del centro.

Unos 8.500 policías y paramilitares fueron desplegados para la operación, iniciada a primera hora de la mañana, según un responsable del ministerio de Interior.

Unos policías antidisturbios lanzaron granadas lacrimógenas y balas de goma contra los cerca de 2.000 manifestantes, que respondieron esporádicamente con piedras y otros proyectiles, según unos periodistas de la AFP en el lugar.

Varias personas fueron detenidas. Las cadenas de televisión paquistaníes difundieron imágenes de un camión de policía y varias tiendas de campaña utilizadas por los manifestantes ardiendo.

Los manifestantes ocupan desde el 6 de noviembre un puente de la autopista que une Islamabad y la vecina Rawalpindi, paralizando el intenso tráfico entre ambas ciudades.

Los manifestantes, que pertenecen a un grupo religioso poco conocido, el Tehreek-i-Labaik Yah Rasool Allah Pakistan (TLYRAP), exigen desde hace semanas la dimisión del ministro de Justicia a raíz de una polémica sobre una enmienda, finalmente desechada, que ellos relacionan con la controvertida ley sobre la blasfemia.

Impiden, en ocasiones de forma violenta, que decenas de miles de paquistaníes lleguen cada día a la capital, donde muchos de ellos trabajan.

Desde que empezaran las protestas, los trayectos duran horas.

Un niño de ocho años murió por no haber podido ser llevado a tiempo al hospital.

La justicia paquistaní ya ha exigido varias veces al gobierno que evacue a los manifestantes. Pero éste, inmerso en unas negociaciones infructuosas y temeroso de que la protesta le cueste cara políticamente (las elecciones legislativas son dentro de un año) todavía no ha actuado.

El viernes, la justicia anunció que convocaría el lunes al ministro del Interior, Ahsan Iqbal, para que explique la inacción del gobierno.

Un alto responsable de la policía de Islamabad que participó en la organización de la operación le aseguró a la AFP que esta se había ideado para evitar víctimas.