Saltar al contenido principal
Cuba

“Ante todo tiene que haber continuidad”: Miguel Díaz-Canel, vicepresidente de Cuba

El vicepresidente Miguel Díaz-Canel habla con periodistas después un evento para el primer anniversario de la muerte del líder Fidel Castro, en La Habana, el 25 de noviembre del 2017.
El vicepresidente Miguel Díaz-Canel habla con periodistas después un evento para el primer anniversario de la muerte del líder Fidel Castro, en La Habana, el 25 de noviembre del 2017. Reuters
3 min

Miguel Díaz-Canel, el probable sucesor de Raúl Castro, se presenta como un defensor del castrismo. Los cubanos salieron el 26 de noviembre para votar en los comicios municipales que marcan un recambio generacional en el poder.

Anuncios

Raúl Castro, que dejará la presidencia de Cuba en febrero del 2018, eligió a su probable sucesor, Miguel Díaz-Canel. Por primera vez, los cubanos tendrán un presidente que nació después de la histórica revolución de 1959.

El cambio generacional que conocerá la isla no será necesariamente sinónimo de cambio de liderazgo o de ideología política. El vicepresidente actual, Miguel Díaz-Canel aseguró que en el futuro "habrá presidentes siempre defendiendo la Revolución y serán compañeros que saldrán del pueblo".

Los comicios municipales podrían iniciar un nuevo mandato

De los delegados por los cuales votaron los cubanos el 26 de noviembre del 2017 saldrán los diputados de la Asamblea Nacional que deberán ratificar la nominación del nuevo presidente de la isla. Pero, la fecha exacta de las próximas elecciones generales todavía no fue anunciada.

En total son 27.221 los candidatos a delegados locales que se postulan en todo el país, de los que el 35 % son mujeres y el 19 % jóvenes, según EFE. El presidente Raúl Castro, de 86 años, emitió el sufragio en un colegio electoral del oeste de La Habana, donde conversó con los escolares que custodiaban las urnas y vecinos del lugar, según imágenes difundidas por la televisión cubana.

Estos comicios se celebraron el día siguiente del primer aniversario del líder histórico de la Revolución Fidel Castro. Miguel Díaz-Canel declaró después de votar en la capital La Habana que “estamos haciendo un voto por la revolución, por la patria, por el socialismo", y "la gente está acudiendo por Fidel”.

Si más de 8 millones de cubanos fueron convocados a votar, los resultados no tendrán mucha sorpresa ya que el partido del gobierno, el Partido Comunista, es el único autorizado y personas no vinculadas al partido deben postularse de manera independiente. Los cubanos votan por un parlamento unicameral dado que otros partidos políticos están prohibidos.

Miguel Díaz-Canel defiende “la continuidad” en el poder

El vicepresidente apoyó hoy, tras dejar su voto en La Habana, por “la continuidad” en el poder: "yo no concibo las rupturas en nuestro país, creo que ante todo tiene que haber continuidad”.

Díaz-Canel, un ingeniero de 57 años, fue ministro de Educación Superior y vicepresidente desde 2013. Señales de cambio de liderazgo han aparecido en los últimos meses cuando por ejemplo el vicepresidente recibió al ministro de Comercio de India o cuando se fue a Corea del Norte para reunirse con Kim Jung-Un.

Pero, el desafío más importante del probable sucesor de Raúl Castro es el giro en las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos. Miguel Díaz-Canel se dice dispuesto a mantener abierto el diálogo con el gobierno estadounidense si este está basado en la “bilateralidad, la igualdad, el respeto y la cooperación”.

Díaz-Canel debería enfrentarse con el mandatario estadounidense Donald Trump que ha decidido unilateralmente congelar los avances diplomáticos iniciados por Barack Obama y regresar a un discurso parecido a los años de Guerra Fría.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.