Sudán detiene al jefe de una milicia de Darfur

Anuncios

Jartum (AFP)

Las autoridades de Sudán detuvieron al poderoso jefe de una milicia de Darfur, al que Naciones Unidas acusa de violaciones de los derechos humanos en esta región en guerra, informó este lunes la agencia oficial SUNA.

Musa Hilal, un exaliado del presidente sudanés Omar al Bashir, fue detenido por una unidad de las Fuerzas de Apoyo Rápido cerca de su domicilio en Mustariaha, en el estado de Darfur-Norte, según SUNA, que cita al ministro de Defensa, Ali Mohamed Salem.

Su hijo Habib también fue detenido, según la agencia oficial, que no precisó la fecha de estos arrestos.

"Fueron detenidos tras enfrentamientos en el sector pero la situación ya se ha estabilizado", afirmó el ministro de Defensa, según SUNA, agregando que "pronto serán trasladados a Jartum".

Darfur es desde 2003 escenario por un conflicto que opone a las fuerzas de seguridad y a grupos insurgentes surgidos de minorías étnicas que se consideran marginadas por el Gobierno central, dominado por los árabes.

Este conflicto dejó cerca de 300.000 muertos y 2,5 millones de desplazados según la ONU. Por él, la Corte Penal Internacional quiere juzgar a Al Bachir por delitos de genocidio y crímenes de guerra.

El nivel general de violencia se redujo en los últimos tiempos en Darfur, pese a que se siguen señalando enfrentamientos entre diversas milicias tribales.

El Gobierno lanzó recientemente una operación de colecta de armas entre las tribus porque considera que el conflicto de Darfur ha terminado. Pero Hilal y sus hombres, que combatieron junto a las fuerzas gubernamentales en los primeros años del conflicto, se negaron a entregarlas.

En el marco de estas operaciones, el domingo murieron diez miembros de las Fuerzas de Apoyo Rápido, según la agencia oficial.