Saltar al contenido principal

Demoras en la reincorporación de los excombatientes de las FARC en Colombia

Miembros de las FARC están al lado de una señal de la Zona de Estandarización de Transición Mariana Páez, Buena Vista, municipio de Mesetas, Colombia, el 26 de junio de 2017, antes de la ceremonia final de abandono de armas y el fin de las FARC como grupo armado.
Miembros de las FARC están al lado de una señal de la Zona de Estandarización de Transición Mariana Páez, Buena Vista, municipio de Mesetas, Colombia, el 26 de junio de 2017, antes de la ceremonia final de abandono de armas y el fin de las FARC como grupo armado. Raul Arboleda / AFP

France 24 estuvo en una de las 20 zonas donde se concentran los exguerrilleros de las FARC en su transición a la vida civil.

ANUNCIOS

En lo profundo de Los Llanos, al oriente de Colombia, está una de las zonas donde aguardan los excombatientes de las FARC luego de su desarme. La espera y la lentitud en la reincorporación han llevado a que decenas de los hombres, del hoy partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, abandonen estas zonas y de muchos de ellos se desconoce su paradero.

Algunos guerrilleros han conformado cooperativas, arrendado la tierra y han empezado a sacar adelante proyectos productivos propios. Pero el pueblo construido por el gobierno para los excombatientes de las FARC todavía tiene retrasos en infraestructura.

El suceso de los acuerdos de La Habana, un imperativo "por la seguridad nacional"

Para Jean Arnault, Jefe de Misión de paz de la ONU en Colombia, cumplir con la implementación de lo acordado en La Habana es un imperativo. “No todos (los exguerrilleros) se han unido a grupos ilegales, aunque algunos sí lo han hecho. Pero la problemática común que estamos enfrentando es la necesidad, casi por seguridad nacional, de que este proceso se consolide y que no se vaya desmoronando”.

El Alto Comisionado de Paz de ese país, Rodrigo Rivera, explicó lo siguiente a un medio local: “Hay que tener mucho cuidado en explicar a la ciudadanía que los excombatientes no están obligados a permanecer en esos espacios después de que terminó su proceso de desarme. Una vez fueron acreditados por la ONU pueden salir de esas zonas.”

En el mismo Departamento, organismos de derechos humanos han denunciado el crecimiento de una disidencia de las FARC que nunca se desarmó. Los expertos aseguran que pueden ser alrededor de 1.000 hombres. El temor es que muchos de los exguerrilleros, entrenados en combate, sean seducidos por el llamado de estos nuevos grupos ilegales.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.